Protestas contra el primer ministro indio
Protestas contra el primer ministro indio - EFE

Pakistán reduce las relaciones diplomáticas y corta el comercio bilateral con la India

La derogación del estatus especial de Cachemira ha reavivado el conflicto entre los dos estados

EFE
Actualizado:

El Gobierno paquistaní ha decidido este miércoles «reducir» las relaciones diplomáticas con la India, suspender el comercio entre ambas naciones y revisar sus acuerdos bilaterales, debido a la derogación del estatus especial de la Cachemira india por parte de Nueva Delhi. «El primer ministro pidió que se activen todos los canales diplomáticos para exponer al brutal régimen fascista indio», ha informado en un comunicado la oficina del mandatario paquistaní, Imran Khan, que ha señalado, como primeros puntos a seguir, «reducir las relaciones diplomáticas con la India» y «suspender el comercio bilateral».

El dirigente pidió además al Ejército que «continúe vigilante» ante la tensión por la región del Himalaya dividida entre la India y Pakistán desde 1947 y por la que han librado dos guerras.

La decisión fue tomada en una reunión del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) presidida por Khan y que contó con la plana mayor militar y del Gobierno, entre ellos el jefe del Ejército, general Qamar Javed Bajwa, y el ministro de Exteriores, Shah Mahmood Qureshi.

El NSC ha acordado reducir las relaciones diplomáticas con el vecino, pero no ha especificado qué medidas exactas tomará a este respecto.

Según una fuente del Gobierno paquistaní que prefirió mantener el anonimato, una de las medidas que adoptará Pakistán será expulsar al embajador indio del país y no enviar a su representante diplomático a Delhi.

Además, de acuerdo con el comunicado, cortará el escaso comercio bilateral entre ambos países, que en 2018 alcanzó los 2.000 millones de dólares, según datos del Banco Mundial, y revisará los acuerdos bilaterales entre ambas potencias nucleares.

El Gobierno paquistaní, concluyó, llevará ante la ONU y su Consejo de Seguridad Nacional la decisión india de enmendar el lunes el artículo 370 de la Constitución india que daba autonomía al estado y la sección 35A que hace referencia a la ciudadanía regional.

Para Islamabad, es una acción ilegal porque Cachemira está reconocida internacionalmente como un «territorio disputado» y sujeta a las resoluciones que a lo largo de los años ha emitido el Consejo de Seguridad de la ONU.

La Cachemira india vive bajo fuertes restricciones desde el anuncio, con el corte de todas las comunicaciones y la limitación de las reuniones públicas, además del arresto domiciliario de líderes desde hace varios días en el conflictivo territorio.

La India y Pakistán se disputan Cachemira desde la partición del subcontinente en 1947 y han librado dos guerras por una región que, además, es escenario desde los años 90 de un movimiento insurgente de tintes separatistas.