Marion Maréchal y su tía, Marine Le Pen
Marion Maréchal y su tía, Marine Le Pen - Afp

Marion Maréchal, la sobrina de Marine Le Pen, vuelve a la política sin el apellido familiar

Tras una corta retirada de la vida política, vuelve para pugnar por el liderazgo de la extrema derecha francesa, pero al margen de su conflictiva familia

Corresponsal en ParísActualizado:

Marion Maréchal (ex Le Pen) sube; Marine Le Pen baja. El odio a primera sangre política entre la nieta y sobrina de Jean-Marie y Marine, el patriarca y la presidenta del Frente Nacional (FN), abre una nueva «crisis de identidad familiar» en el corazón de la extrema derecha francesa.

Maréchal comenzó haciendo carrera como Marion Maréchal Le Pen, hija de Yann Le Pen (hermana de Marine) y Roger Auque, periodista, una apasionada aventura extramatrimonial. El esposo de su madre, Samuel Maréchal, empresario de extrema derecha, solo la reconoció (administrativamente) cuando la niña tenía dos años. Cuando la adolescente Marion decidió hacer carrera política, muy joven, su abuelo Jean-Marie la nombró oficiosamente su «favorita», al poco tiempo de que su esposa, la madre de Marine, se fugase con un biógrafo del patriarca y dejase fotografiar desnuda en «PlayBoy» disfrazada de «empleada de hogar».

Marion Maréchal, durante un acto en Maryland (EE.UU.)
Marion Maréchal, durante un acto en Maryland (EE.UU.) - Afp

El favoritismo de Jean-Marie Le Pen irritó profundamente a Marine, que terminó rompiendo con su padre, al que terminó echando de mala manera de su propio partido, el FN. Las aspiraciones de la nieta y sobrina terminaron irritando a la tía y presidenta del FN, embarcada en la aventura de un «recentraje» finalmente fallido, con su derrota en la segunda vuelta de la elección presidencial, en mayo de 2017.

La derrota de Marine Le Pen y la elección de Emmanuel Macron como presidente precipitó una histórica crisis del FN, la más grave de su historia, por razones familiares y políticas de fondo. Los enfrentamientos políticos entre Jean-Marie y Marine Le Pen terminaron transformándose en un enfrentamiento cainita, familiar. Marine expulsó a su propio padre del FN. Y el padre se vengó lanzando contra su hija insultos que rozan la perfidia.

Marginada por su tía Marine Le Pen

Ese duelo a navajazos, no solo políticos, entre Jean-Marie y Marine Le Pen, terminó enfrentando de mala manera a toda la saga de los Le Pen: hermanas, cuñados, novios, primas, sobrinas y nietos. Marion Maréchal Le Pen aspiraba a sustituir a su tía y rival como presidenta del FN. Pero terminó perdiendo esa batalla entre «apparátchiks» de la extrema derecha.

Marine Le Pen consiguió marginar a su sobrina, que decidió «abandonar» la política «provisionalmente». Su «retirada» ha sido muy corta. Marion Maréchal ha decidido suprimir el apellido materno, Le Pen, para fundar una «academia política» en Lyon, donde se presume que hay un excelente vivero de lugareños próximos a la extrema derecha, que ella aspira a liderar, como Marion Maréchal, abandonando el Le Pen familiar por varias razones, no solo políticas.

No sin cierta sorna patética, Marion Maréchal ha confesado que conoce la tragedia del abandono «desde muy niña»: su padre nunca llegó a casarse con su madre; el padre administrativo que le dio su apellido dejó a su madre; su abuela abandonó a su abuelo; su tía y su abuelo se separaron a garrotazos, y ella, Marion, abandonó al padre de su hija, Olympe, al año y medio de casarse (2014) cuando estaba embarazada de seis meses. Marion Maréchal comienza su nueva vida al frente de una «academia política» en busca de nombre e identidad propia, para no confundirse con el FN de la saga familiar.