Marcha en Buenos Aires tras la muerte del fiscal Nisman
Marcha en Buenos Aires tras la muerte del fiscal Nisman - AFP

Macri desclasifica todos los documentos vinculados a Nisman

A punto de cumplirse un año de la muerte del fiscal argentino por un disparo, el caso sigue sin aclararse

Actualizado:

A punto de cumplirse un año de la muerte del fiscal Alberto Nisman -este lunes-, el presidente de Argentina, Mauricio Macri, ordenó desclasificar la totalidad de la documentación reservada vinculada a la vida del hombre que, antes de aparecer muerto de un balazo en la sien, en su cuarto de baño, había procesado a la anterior jefa del Estado, Cristina Fernández de Kirchner y, entre otros, a su exministro de Asuntos Exteriores, Héctor Timerman. Nisman les había acusado de organizar y formar parte de una organización delictiva con el fin de encubrir a los supuestos autores iraníes del atentado terrorista de 1994 en Buenos Aires, a la sede de la AMIA y la DAIA, principales instituciones judías, en el que murieron 86 personas.

Macri, que lleva poco más de un mes en la Casa Rosada, firmó uno de los múltiples decretos con los que arrancó su gestión con la vista puesta en el esclarecimiento de una muerte que, a día de hoy, sigue sin conocerse si fue un suicidio o un crimen perfecto. La orden detalla la apertura de la «documentación, archivo y/o información que en cualquier soporte, tenga o registres la Agencia Federal de Inteligencia, el Ministerio de relaciones Exteriores y Culto, la Dirección Nacional de Migraciones, las Fuerzas Armadas, las Fuerzas de Seguridad y/o cualquier otra dependencia respecto del fiscal general Natalio Alberto Nisman desde el mes de septiembre de 2012 hasta el presente».

Para «agilizar» la investigación

En simultáneo, Mauricio Macri, ordenó que todo el material recabado sea entregado, «dentro de los 30 días de publicado el presente decreto» a la juez Fabiana Palmaghini, la magistrada que entiende de la causa, con el fin de ayudar a «agilizar» la investigación. La decisión de Macri se conoce al día siguiente de que el presidente relevase de la obligación de guardar secreto a agentes de inteligencia, exagentes, funcionarios y exfuncionarios que tuvieran conocimiento de datos o pistas relacionadas con la muerte de Nisman.