El nuevo misil «Hoveizeh», expuesto en Teherán
El nuevo misil «Hoveizeh», expuesto en Teherán

Irán presenta un nuevo misil pese a las sanciones de EE.UU.

Teherán dice haber probado con éxito el proyectil con un rango de 1.200 kilómetros

ABC
Teherán / WashingtonActualizado:

El Ministerio de Defensa de la República Islámica de Irán presentó ayer un nuevo misil de crucero de largo alcance llamado «Hoveizeh», fabricado localmente y probado con «éxito». El ministro de Defensa, el general Amir Hatamí, dijo que este nuevo misil «tiene un rango de más de 1.350 kilómetros y se usa contra objetivos fijos en tierra», informó la agencia local iraní de noticias ISNA.

Hatamí explicó como características del «Hoveizeh» la preparación y reacción rápida, la baja altitud de vuelo, la alta precisión en navegación, el alcance al objetivo y el poder de destrucción. «La prueba de vuelo se llevó a cabo en un rango de 1.200 kilómetros y logró apuntar con precisión a objetivos predeterminados», detalló Hatamí, informa Efe.

La República Islámica de Irán muestra esos logros con motivo del 40 aniversario de la victoria de la revolución islámica, que se conmemorará el próximo 11 de febrero. El ministro de Defensa explicó que Irán ha podido realizar este logro a pesar de las sanciones de Estados Unidos.

Los programas de misiles balísticos de Irán fueron una de las razones esgrimidas por el presidente estadounidense, Donald Trump, para retirar en mayo pasado a su país del acuerdo nuclear multilateral de 2015 y volver a imponer sanciones a Teherán, el pasado día 7.

Las autoridades iraníes aseguran, por su parte, que sus misiles solo tienen carácter defensivo y disuasorio, y se niegan a negociar sobre este delicado asunto. El ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, criticó el pasado viernes a EE.UU. por su anuncio de retirada del acuerdo nuclear firmado en 1987 y recalcó que «cualquier acuerdo» con Washington «no vale ni la tinta con la que está firmado».

Trump vigilará con tropas desde Irak

El presidente estadounidense afirmó este domingo que quiere mantener soldados estadounidenses en Irak para poder «observar un poco» a Irán, país que considera el «verdadero problema» en Oriente Medio.

En una entrevista en la cadena CBS, Trump insistió en que la guerra de Irak fue un «gran error», pero explicó que, como ya se ha invertido en crear una base militar en ese país, es mejor conservarla y usarla para vigilar a Irán. «Una de las razones por la que quiero mantenerla es porque quiero observar un poco a Irán porque Irán es el verdadero problema», dijo el mandatario norteamericano.