Investigado por corrupción y sin apoyo, el fiscal general de Perú se niega a renunciar al cargo

Pedro Chávarry destituyó a los fiscales que forman parte del equipo especial del caso «Lavajato» que investigan a Alan García y Keiko Fujimori

Corresponsal en LimaActualizado:

A pesar de perder el apoyo de Keiko Fujimori y el expresidente Alan García; el fiscal general de Perú, Pedro Chávarry -investigado de ser presuntamente parte de una organización criminal dentro de la judicatura- se niega a renunciar al cargo.

Ayer, viernes, Pedro Chávarry perdió el apoyo que tenía dentro de la junta de fiscales supremos, entidad formada por él y los cuatro fiscales supremos, Pablo Sánchez, Zoraida Ávalos, Víctor Rodríguez Monteza y Tomás Aladino Gálvez. Todos los fiscales supremos le pidieron que renuncie al cargo y Chávarry se negó, al tiempo que canceló abruptamente la reunión.

«En la estación de pedidos se le solicitó al doctor que dé un paso al costado. Los cuatro lo hemos pedido y el doctor se incomodó, dio por terminada la junta y volvió a su despacho. Dijo que lo va a evaluar, nada más», señaló hoy el fiscal supremo, Tomás Aladino Gálvez al diario «El comercio».

El 31 de diciembre pasado, faltando cuatro horas para recibir el año nuevo, Pedro Chávarry destituyó a los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez, que forman parte del equipo especial del caso «Lavajato» que investigan entre otros políticos, a Alan García y Keiko Fujimori.

Presionado por la ciudadanía, Chávarry retrocedió y repuso a Vela y Pérez. En el camino, perdió los apoyos políticos de García y Keiko Fujimori en el Congreso, que es el segundo órgano del estado que podría destituirlo del cargo.

En una inédita circunstancia, la fiscalía peruana investiga a su fiscal general, Pedro Chávarry de ser parte de la organización criminal «Los cuellos blancos del puerto Callao» que era dirigida por el Juez Supremo, César Hinostroza -quien huyó a España, donde fue apresado y está a la espera de un proceso de extradición al Perú-

En la madrugada, el fiscal José Domingo Pérez allanó las oficinas de Juan Manuel Duarte, el principal asesor de Pedro Chávarry; y de quien se sospecha es el enlace en el Congreso de «Fuerza Popular», partido que dirige Keiko Fujimori. El fiscal Pérez basa el pedido del allanamiento en que busca encontrar documentos relacionados a la campañas de Keiko Fujimori en el 2011 y el 2016.