Varias personas dejan arreglos forales por las víctimas del tiroteo - REUTERS / Vídeo: EuropaPress

«Vi a un hombre en el suelo lleno de sangre», contó un empleado del Walmart

Al menos 3.000 clientes y 100 empleados estaban dentro de las instalaciones cuando comenzó el tiroteo

ABC
TexasActualizado:

Decenas de familias y personas asistieron el pasado sábado al supermercado Walmart en un centro comercial en El Paso, Texas, para hacer compras, algunos especificamente de materiales para el nuevo curso escolar. Se calcula que 3.000 clientes y 100 empleados estaban dentro de las instalaciones cuando de repente la multitud fue sorprendida por un hombre que disparaba indiscriminadamente. «Alerta tiroteo, manténganse lejos del centro comercial Cielo Vista, la situación está aún en desarrollo», exhortó la Policía a los residentes de la zona.

Vídeos grabados fuera del supermercado y publicados en las redes sociales muestran varios cuerpos tirados en el estacionamiento. En otros, se ve a los compradores corriendo hacia la salida de la tienda mientras se oían los disparos. La cadena norteamericana Fox News entrevistó a una mujer que había escuchado «como fuegos artificiales» mientras buscaba un sitio para estacionar.

Once de los veinticuatro heridos fueron llevados al Centro Médico del Sol. Nueve estaban en condición crítica y dos estaban estables. El Centro Médico Universitario de El Paso recibió a 13 pacientes, de los cuales dos eran menores y fueron transferidos al Hospital de niños.

Adriana Quezada

«Lo primero que hice fue agarrar a mis hijos y tirarnos al suelo»

La mexicana se encontraba con sus dos hijos, de 19 y 16 años, haciendo las compras cuando vio entrar a tres o cuatro hombres disparando con armas largas a todos lados, contó Quejada a Telemundo. «Lo primero que hice fue agarrar a mis hijos y tirarnos al suelo», aseguró. Después vio que las personas corrían hacia la puerta de emergencia para escapar y fue cuando su hija le dijo que salieran corriendo hacia la puerta. «Todos gritaban y lloraban. Habían muchos niños», dijo.

Patricia Torres

«Estuvimos dos horas esperando que todo pasara»

Torres trabaja en una tienda del centro comercial Cielo Vista que queda cerca del Walmar. Ella estaba trabajando cuando entró un Policía y les dijo que deben irse para la parte de atrás de la tienda. «Todos corrimos con desesperación porque pensábamos que los tiradores estaban adentro», dijo a Telemundo. En esos minutos de pánico, la empleada se tropezó y cayo al suelo. «Un cliente me ayudó a levantarme pero estábamos consternados con lo que estaba pasando. Estuvimos dos horas esperando que todo pasara», agregó. Torres al igual que otras tantas personas no pudieron recoger su coche porque estaba aparcado en el estacionamiento del supermercado que el acceso estaba cortado.

Víctor Gambia

«Escuchaba muchos disparos y vi humo»

Este joven, de 18 años trabaja en el Mc Donald’s dentro de la tienda Walmart donde tuvo lugar el tiroteo. «Escuchaba muchos disparos y humo», contó a The New York Times. El joven empleado de la cadena de comida rápida dijo que vio a un hombre en el suelo lleno de sangre. «Parecía estar muerto, todo sucedió muy rápido».

Gamboa dijo que él y otros trabajadores dejaron pasar a los clientes a a parte de atrás del local para mantenerlos a salvo. Estuvieron tirados en el suelo durante 15 minutos contó hasta que los agentes de la Policía finalmente llegaron y escoltaron al grupo a una tienda de Sam’s Club al otro lado de la calle.