Robert Mueller, en 2013 durante una comparecencia ante el Senado de EE.UU.
Robert Mueller, en 2013 durante una comparecencia ante el Senado de EE.UU. - Afp

El fiscal especial formula cincuenta preguntas a Trump sobre la trama rusa

Polémica por la filtración de su contenido, de la que se culpan ambas partes

Corresponsal en Washington Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La publicación de un listado de cincuenta preguntas que el fiscal especial que investiga la trama rusa, Robert Mueller, ha planteado a Donald Trump ha desatado la polémica. En medio de acusaciones mutuas entre los dos equipos sobre la autoría de la filtración a «The New York Times», que el presidente estadounidense tachó de «desgraciad», se abren paso las cuestiones con las que Mueller intenta llegar al fondo del doble objetivo de sus pesquisas oficiales: si el equipo electoral de Trump conspiró con el Gobierno ruso y si el ocupante del Despacho Oval pudo cometer un delito de obstrucción a la Justicia cuando ya era investigado como presidente.

Entre las preguntas que el fiscal especial hizo llegar al equipo de abogados de Trump hace varias semanas, previo paso para negociar la forma y el fondo del interrogatorio, hay casi una decena vinculadas directamente a la posible obstrucción que habría cometido el presidente. La más llamativa es la que le cuestiona directamente: «¿Qué quiso decir cuando les transmitió a diplomáticos rusos, el 10 de mayo de 2017, que destituir a Comey había permitido que bajara la presión?».

Investigación de posible obstrucción judicial

La pregunta conecta directamente con las razones por las que Trump había despedido al entonces director del FBI, cuando investigaba ya la posible confabulación durante la campaña electoral entre el candidato republicano y el Kremlin. Un cese que fue el embrión de las pesquisas para determinar si el presidente estaba intentando obstrucción la actividad investigadora y judicial.

El fiscal especial también formula a Trump preguntas sobre Michael Flynn, el primer Asesor de Seguridad Nacional, que tuvo que dimitir tres semanas después de tomar posesión, precisamente al desvelarse sus estrechas relaciones con altos cargos rusos, incluido el propio Putin. Así mismo, Mueller se interesa en su escrito por si Trump conocía que su yerno había intentado establecer un canal permanente de comunicación con Moscú.