Así se está inundando de lava Hawai

La actividad del volcán podría durar meses y recomiendan abandonar la zona porque es imposible detener su avance

Actualizado:

Ni con bloques ni con agua se puede detener. Por muchos litros, por muy fría que esté, la roca volcánica baja a más de 1.000 grados de temperatura y convierte el agua en vapor. Se necesitarían cientos de miles de litros para intentar contener ligeramente el avance de la lava. Lo mejor es dejar a la naturaleza que se abra paso y estar lo más lejos posible.

En el Kilauea hay doce chimeneas que están expulsando permanentemente lava. La Guardia Nacional de Estados Unidos ha tenido que desalojar a más de 10.000 personas. Salvar vidas es lo más sensato, lo material es insalvable. Pueblos enteros están condenados a ser tragados por la sangre expulsada desde el corazón de la Tierra.

Ahora toca esperar... ¿Cuánto? Es incalculable. Podría frenarse mañana mismo o ser continua y durar meses o incluso años hasta que disminuya su furia. El Kilauea sigue demostrando su furia y recordando que no hay nada tan fuerte como la propia naturaleza.