Fotografía de archivo del 15 de febrero de 2019 que muestra al ex secretario de Hacienda y Crédito Público de México, Carlos Urzúa Macías
Fotografía de archivo del 15 de febrero de 2019 que muestra al ex secretario de Hacienda y Crédito Público de México, Carlos Urzúa Macías

Dimite el ministro mexicano de Hacienda por discrepancias con López Obrador

Carlos Urzúa dimitió este martes a través de una carta en la que dijo tener ciertas discrepancias con el gobierno del presidente

Actualizado:

El secretario (ministro) de Hacienda y Crédito Público de México, Carlos Urzúa, dimitió el martes a través de una carta en la que dijo tener ciertas discrepancias con el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. En la breve carta, Urzúa explicó que renuncia porque en la administración de López Obrador se toman decisiones de política pública sin suficiente conocimiento y, además, denunció un supuesto «conflicto de interés» alrededor de «personajes influyentes del actual Gobierno» que han colocado algunos funcionarios en Hacienda sin la formación adecuada.

«En esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento. Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que esta pueda tener y libre de todo extremismo, sea este de derecha o izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encontraron eco», señaló Urzúa en una carta escueta pero repleta de dardos con la administración de López Obrador.

«Aunado a ello, me resultó inaceptable la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública. Esto fue motivado por personajes influyentes del actual Gobierno con un patente conflicto de interés», continúa el texto que ha abierto la mayor crisis de gobierno a la que se enfrenta López Obrador desde que tomó el poder el 1 de diciembre de 2018, ya que se trata de la salida de uno de los ministros más importantes que, además, deja su puesto acusando al Gobierno de no saber gestionar los recursos del país latinoamericano.

La abrupta salida de Urzúa ha sido acompañada de una devaluación del 1.5% del peso mexicano al subir de los 18,90 pesos a 19,20 por dólar en los minutos posteriores de la publicación de la carta.

«Tenemos el compromiso de cambiar la política económica que se ha impuesto desde hace 36 años», dijo López Obrador en un vídeo en el que aceptó la renuncia de Urzúa y nombró a Arturo Herrera como el nuevo secretario de Hacienda y Crédito Público. «Como es un cambio, a veces no se entiende que no podemos seguir con las mismas estrategias», continuó el presidente mexicano en un vídeo de más de seis minutos en el que reiteró que el principal objetivo de su gobierno es combatir la corrupción.

López Obrador promete constantemente que durante su periodo de gobierno (2018-2024) se producirá la «cuarta transformación» del país, es decir, un proceso de cambio tan profundo como fueron primero la Independencia, la Reforma, segundo; y la Revolución, la tercera. Dentro de esta «cuarta transformación», el presidente asegura que se acabará la corrupción y el gobierno mexicano abandonará el periodo «neoliberal» para adquirir un enfoque social en sus políticas de desarrollo.

Urzúa es el segundo ministro que deja el gobierno después de Josefa González, quien renunció como secretaria (ministra) de Medio Ambiente y Recursos Naturales. Asimismo, otros funcionarios de alto rango que han dimitido son Tonatiuh Guillén, el comisionado del Instituto Nacional de Migración; Jaime Rochín, titular de Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas; y Germán Martínez, director del sistema de seguridad social de México, quien también escribió una carta explicando que renunciaba por la «enorme corrupción» dentro de la institución que manejaba.