Imagen difundida por la policía francesa del sospechoso del atentado de Lyon - EFE / Vídeo: La gendarmería francesa detiene al presunto autor de la explosión en Lyon

Un joven argelino, sus padres y otro allegado, detenidos por el atentado con explosivos en Lyon

El ataque con una mochila bomba en el centro de la ciudad francesa dejó 13 heridos

ABC
Actualizado:

Las fuerzas de seguridad de Francia han detenido este lunes a cuatro personas por su presunta vinculación con el ataque con explosivos perpetrado el pasado viernes en la ciudad francesa de Lyon, que se saldó con trece heridos. Entre ellos figura el principal sospechoso, un estudiante de 24 años y nacionalidad argelina.

Tras él, fueron arrestadas otras tres personas de su entorno. Dos de ellas han sido identificadas por medios franceses como el padre y la madre del sospechoso.

Las autoridades registran ahora su domicilio situado en Oullins, en la periferia de Lyon, donde se han desplazado una quincena de vehículos de las brigadas especiales. El edificio ha sido desalojado por miedo a que haya explosivos en el apartamento del sospechoso.

De hecho, según la cadena BFM TV, la Policía lo había identificado este domingo pero esperó a que saliera de su casa por temor a que tuviera más material explosivo.

Los investigadores llegaron a él ayudados por las numerosas cámaras de videovigilancia colocadas en el centro de la ciudad y por un resto de ADN hallado en la bolsa en la que estaba el explosivo artesanal con clavos, tornillos y perdigones, que situó frente a una panadería el pasado viernes por la tarde, informa Efe.

Todos los heridos lo fueron por el impacto de los metales en sus miembros inferiores y ninguno sufrió daños graves.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, alabó en Twitter la acción conjunta de la Subdirección Antiterrorista de la policía francesa (SDAT), la Policía Judicial de Lyon y la Dirección General de la Seguridad Interior (DGSI, los servicios secretos), coordinados por la Fiscalía.

El suceso tuvo lugar a las 17.30 horas del viernes cuando un hombre encapuchado que iba en bicicleta colocó un paquete bomba en la calle Víctor Hugo, una zona peatonal del centro de Lyon, para después darse a la fuga. La Policía difundió la imagen del sospechoso captada por las cámaras de seguridad.

Las cámaras de vigilancia grabaron a un desconocido que llegó a una panadería y dejó el objeto que posteriormente explotó, dejando trece heridos, entre ellos una niña de París.

El artefacto explosivo contenía tornillos de dos centímetros, clavos y perdigones y fue detonado a distancia gracias a un mecanismo.

Todos los heridos lo fueron por el impacto de los metales en sus miembros inferiores y ninguno sufrió daños graves.

La Fiscalía Antiterrorista investiga los hechos como un posible acto de terrorismo, si bien el jefe de la Fiscalía Antiterrorista de París, Remy Heitz, enfatizó el sábado que por ahora ningún grupo ni individuo ha reivindicado la autoría del ataque.

El Ministerio de Interior decidió inmediatamente después del ataque reforzar la seguridad en lugares públicos y eventos deportivos, culturales y religiosos como medida de prevención.