Fotografía de archivo de una manifestación contra el uso de pesticidas
Fotografía de archivo de una manifestación contra el uso de pesticidas - AFP

Cuatro niños mueren envenenados por el uso de un pesticida en Texas

Hasta el momento, las autoridades han descartado que se trate de un envenenamiento provocado y apuntan a un incidente

WASHINGTONActualizado:

Cuatro niños han muerto este lunes envenenados a causa de un pesticida que había sido utilizado en una zona residencial de la ciudad de Amarillo, en el estado estadounidense de Texas.

El portavoz del departamento de Bomberos de la localidad, Larry Davis, ha confirmado que recibieron una llamada de emergencia a las 5.04 horas (hora local), alertando de una persona inconsciente. «Nuestro personal llegó a la escena y se encontró a una persona inconsciente y sin síntomas de respuesta, y a otros ocupantes (de la vivienda) afectados», ha explicado Davis, en un comunicado difundido por la Policía de la ciudad. Al afectado que estaba inconsciente se le practicó la reanimación cardiopulmonar, pero «el rescate no tuvo éxito», ha confirmado.

Debido a la situación que se encontraron en la zona residencial donde acudieron en respuesta a la llamada, los efectivos sospecharon en un inicio de un posible envenenamiento por monóxido de carbono. Al lugar se desplazaron varias ambulancias y unidades de bomberos, además del Equipo de Respuesta a Materiales Peligrosos del Cuerpo de Bomberos. En ese momento, nueve personas fueron trasladadas a un hospital local. Un segundo paciente también tuvo que ser reanimado de camino al hospital, sin embargo se declaró su muerte antes de llegar al centro.

«Después de entrevistar a varios familiares, se descubrió que habían utilizado un pesticida bajo su vivienda que contiene fosfato alumínico», ha explicado la Policía. «En algún momento, un miembro de la familia trató de limpiar el químico utilizando agua. Cuando este material entra en contacto con agua, genera un gas denominado fosfina, que es altamente venenoso y que puede provocar edema pulmonar y fallo respiratorio», ha continuado. Todavía se desconoce cuánto tiempo han estado expuestos los vecinos a este gas. Hasta el momento, la Policía ha confirmado la cifra de cuatro víctimas mortales, todos menores de edad ocupantes de la vivienda. Hasta el momento, las autoridades han descartado que se trate de un envenenamiento provocado y apuntan a un incidente.