Alejandro Giammattei se dirige a sus votantes durante el recuento electoral en la ciudad de Guatemala
Alejandro Giammattei se dirige a sus votantes durante el recuento electoral en la ciudad de Guatemala - REUTERS

El conservador Giammattei le gana a Sandra Torres la Presidencia de Guatemala

El aspirante del partido «Vamos» aúna el 50 por ciento de los votos

Corresponsal en Ciudad de MéxicoActualizado:

El candidato conservador Alejandro Giammattei ganó el domingo la segunda vuelta de las elecciones en Guatemala. Sobre las ocho de la noche del domingo en Guatemala —la tarde en España— y con el 99,73% de las mesas escrutadas, Giammattei Torres, del partido Vamos, acumulaba el 57,95% de los votos, mientras que el 42,05% fueron para la socialdemócrata Sandra Torres. El presidente guatemalteco Jimmy Morales no participó porque no podía ser reelegido.

«La confianza que depositaron en mí será el motor para seguir nuestro camino por una Guatemala diferente» dijo el nuevo presidente del país centroamericano en un mensaje en redes sociales tras ser nombrado vencedor, según los datos preliminares proporcionados por el Tribunal Supremo Electoral. «Con un nudo en la garganta 12 años después vengo a decirles, para mí, este humilde servidor, este humilde ciudadano de Guatemala, va a ser un inmenso honor ser el presidente del país», añadió el vencedor de los comicios en declaraciones recogidas por los medios.

Así, Giammattei ha logrado finalmente la presidencia del país a la cuarta ocasión en la que participaba en unas elecciones. Ya en 2007, 2011 y 2015 se había presentado a los comicios con un partido político diferente en cada elección. Su mejor resultado fue en 2007, cuando logró cerca de un 17% de los votos y obtuvo el tercer puesto como candidato del partido Gran Alianza Nacional.

El nuevo presidente tomará las riendas del país en enero 2020, cuando termine el mandato de Jimmy Morales. Uno de sus primeros retos será revisar el acuerdo firmado por el gobierno de Morales con EE.UU. que convierte oficialmente a Guatemala en un «tercer país seguro» para los inmigrantes centroamericanos que marchan rumbo hacia Estados Unidos. Esto significa que los inmigrantes que pidan asilo en Estados Unidos tras haber atravesado previamente Guatemala tendrían que tramitar allí su solicitud de refugiados en vez de en la primera potencia.

Giammattei ha sido crítico con este acuerdo y ha solicitado al congreso que lo revise, puesto que Morales lo aceptó a cambio de que Donald Trump no impusiera impuestos a la importación de productos guatemaltecos a Estados Unidos. Guatemala es un país marcado por elevados niveles de pobreza, inseguridad, emigración y corrupción. En este último punto, esta por ver si Giammattei renueva el acuerdo sobre la CICIG, una comisión de Naciones Unidas que da apoyo a la fiscalía guatemalteca para luchar contra la corrupción y cuyo mandato expira el 3 de septiembre.