Imagen de Vladimir Putin con delfines
Imagen de Vladimir Putin con delfines - ABC

¿El arma secreta de Putin? Rusia busca cinco delfines de combate para su Ejército

De acuerdo con la documentación del contrato público, se buscan dos hembras y tres machos, entre tres y cinco años de edad con dientes perfectos y sin impedimentos físicos

Actualizado:

El ministerio de Defensa de Rusia pretende comprar cinco delfines recuperando así el uso que hizo la Unión Soviética de estos mamíferos, ha revelado este miércoles el Gobierno ruso, información que ha recogido France Press.

Para la adquisición de estos delfines, el Ejército ha abierto la licitación de un contrato público de 22.000 euros. Estos mamíferos irían a parar a Sebastopol, ciudad portuaria de Crimea, el próximo 1 de agosto, de acuerdo al anuncio que han hecho público este miércoles.

Según la documentación del contrato público, se buscan dos hembras y tres machos, entre tres y cinco años de edad con dientes perfectos y sin impedimentos físicos.

Una fuente no identificada dijo a la agencia estatal de noticias RIA Novosti en marzo de 2014 que los nuevos programas de formación se están diseñados para hacer que los delfines sirvan los intereses militares de Rusia.

Los delfines fueron utilizados por la Unión Soviética y Estados Unidos en el apogeo de la Guerra Fría, después de haber sido entrenados para detectar submarinos, minas submarinas así como objetos sospechosos o personas cercanas a puertos y barcos.

El coronel retirado Viktor Baranets, quien observó la formación de delfines militar en la Unión Soviética y épocas post-soviéticos, dijo que los mamíferos marinos eran parte de la carrera armamentística de la Guerra Fría entre la URSS y los Estados Unidos.

Como dio cuenta ABC hace unos años, al parecer, y siempre según la versión del «Telegraph», el entrenamiento de estos animales comenzó en la URSS en torno a 1960 con varias finalidades. En primer lugar, este curioso programa habría pretendido enseñar a los delfines a hallar explosivos y minas bajo el agua, evitando así el peligro para los buques soviéticos durante la Guerra Fría.

A su vez, los expertos rusos habrían intentado también que los delfines atacaran a buzos mediante arpones y cuchillos atados a sus espaldas. Finalmente, estos mamíferos también habrían recibido entrenamiento para cargar con una bolsa llena de explosivos y lanzarse de forma suicida contra los navíos enemigos. Un historia, sin duda, increíble.