Portestas de activistas frente a la embajada de Arabia Saudía en Nueva Delhi.
Portestas de activistas frente a la embajada de Arabia Saudía en Nueva Delhi. - reuters
India

Un diplomático saudí utiliza su inmunidad para huir tras ser acusado de violar a sus empleadas domésticas

Un diplomático de Arabia Saudí, acusado de retener, golpear y violar repetidamente a dos mujeres de Nepal contratadas para servicio doméstico en su apartamento de lujo, usó su inmunidad para salir de la India

abc
Actualizado:

El portavoz del ministerio de asuntos exteriores de la India, Vikas Swarup, hizo público un comunicado ayer miércoles en el que explicaba que el diplomático saudí «que está acusado de abusar de dos mujeres de Nepal había abandonado el país». El diplomático estaba protegido por la Convención de Viena.

Las dos mujeres fueron encontradas la semana pasada en un apartamento de la ciudad de Gurgaon, cercana a Nueva Delhi. Las empleadas, que trabajaban en el servicio doméstico de la residencia, indicaron a la policía que habían sido retenidas contra su voluntad, se les había negado comida y agua, y habían sido repetidamente golpeadas y violadas por un grupo de siete hombres, todo ello durante 15 días.

La embajada de Arabia Saudí emitió un comunicado en el que describía las alegaciones como «sin fundamento» y decía que realizaría una queja formal por el registro del apartamento, que había violado el privilegio diplomático.

La investigación de la policía se paró cuando los oficiales no pudieron interrogar al diplomático, que había llegado con su familia a la embajada de Arabia Saudí. Los investigadores solicitaron la ayuda del ministerio indio de asuntos exteriores para poder acceder al acusado y el ministro pidió la colaboración saudí.

Bajo la protección de la Convención de Viena, que entró en vigor en 1964, los diplomáticos y sus familias gozan de un alto grado de protección legal en los países en los que están desplazados, y por ello no pueden ser arrestados ni detenidos por ningún crimen.

Trabajadores de una ONG de la zona contaron al diario inglés The Guardian que las dos mujeres provenían de una zona rural de Nepal y estaban en Arabia Saudí como empleadas del hogar antes de ir a Delhi contratadas por su jefe.

Las dos mujeres, de 30 y 50 años, fueron rescatadas el 7 de septiembre de las plantas 10 y 12 de un bloque de apartamentos, después de que una tercera empleada contratada recientemente diese la voz de alarma.

La policía llevó a cabo algunos arrestos de los sospechosos, pero no pudo retener al diplomático. El incidente ha hecho que activistas por los derechos de las mujeres protesten estos días frente a la embajada saudí en Nueva Delhi demandando la detención del diplomático.

Las acusaciones y la investigación de la policía ha supuesto un gran dilema para India, ya que Narendra Modi, el primer ministro, visitará pronto Arabia, que les suministra grandes cantidades petróleo.