La represión republicana contra la Iglesia española

Durante la Segunda República y la Guerra Civil murieron miles de religiosos y creyentes represaliados

Actualizado:

Miles de religiosos y creyentes fueron perseguidos, torturados y asesinados durante los años 30 y tras el estallido de la Guerra Civil en España. Durante la Segunda República se quemaron más de un centenar de iglesias y conventos, plantando una semilla de violencia que pocos años después alcanzaría límites terroríficos.

La radicalización de una parte de la sociedad que abrazó con entusiasmo el marxismo y la Revolución Rusa llevó a algunas voces a incluso, pedir una «dictadura como la de Lenin» para España.

Al término de la Guerra Civil, el número de religiosos asesinados en la retaguardia republicana ascendió a 6.832.