Los celtas, ¿cuánto de realidad y cuánto de mito?

La arqueología del siglo XIX permitió aclarar la visión del Imperio romano sobre estas tribus

MadridActualizado:

Los celtas conformaron una serie de pueblos de origen germano -no uno solo, como se cree- , que también se estableció en la Península ibérica.

La exacerbación nacionalista de sus distintos territorios herederos así como la creación de un sinfín de mitos, dieron lugar al desarrollo de una cultura paralela cuasi mística.

Tenían una cultura artesanal muy delicada, dominando el trabajo de los metales y siendo pioneros en la fabricación de armas. Asimismo gozaban de una estructura social muy organizada. Los distintos pueblos celtas podían presumir de una organizada complejidad para la defensa contra los invasores.

No obstante, el Imperio romano trataría de mermar la fuerza de aquellos pueblos levantando falsos testimonios, describiéndolos como bárbaros y primitivos.