Reportaje

Queso Payoyo, veinte años mimando un tesoro

Por Tamara Ariza,

Queso Payoyo, veinte años mimando un tesoro

Hace nada menos que veinte años nació una marca de quesos con nombre propio. Una seña de identidad con la que se identifica todo un pueblo. Hace veinte años, en un pequeño municipio de la Sierra de Cádiz, con apenas 500 habitantes, nació una empresa familiar que gracias al trabajo y al esfuerzo diario hoy lleva el nombre de su pueblo a los principales mercados nacionales e internacionales. De hecho, sus productos se venden en países como Inglaterra, Francia, Suecia o incluso Estados Unidos.

La marca Payoyo ha conquistado los principales mercados nacionales e internacionales

La marca Payoyo ha conquistado los principales mercados nacionales e internacionales

En septiembre del año 1997, Andrés Piña, carnicero de profesión, y Carlos Ríos, comercial de productos cárnicos, tras varios años de amistad decidieron montar una pequeña quesería en la localidad de Villaluenga del Rosario. Su pasión por la tradición y por un producto totalmente artesano con arraigo centenario en Villaluenga fue lo que les llevó a cumplir este sueño al que se han entregado en cuerpo y alma.

Carlos Ríos junto a su hija, Ana Ríos, y Andrés Piña durante la celebración del vigésimo aniversario

Carlos Ríos junto a su hija, Ana Ríos, y Andrés Piña durante la celebración del vigésimo aniversario

Ana Ríos, hija de Carlos, que en la actualidad también trabaja en la empresa, recuerda cómo su padre y Andrés “empezaron desde cero. Después de verlos tantos años levantarse de madrugada para elaborar sus quesos y mimar tanto sus productos, es todo un orgullo estar ahora aquí, veinte años después y con una plantilla que asciende a 26 trabajadores”. Y es que Payoyo no deja de ser una empresa pequeña y familiar, pero grande en calidad y en reconocimientos. No en vano, la quesería Payoyo cuenta en su palmarés con casi 150 premios nacionales e internacionales. Algunos tan relevantes como las medallas de oro de los World Cheese Awards conseguidos año tras año de manera consecutiva desde 2007.

Los quesos de Payoyo tienen en su palmarés 150 premios nacionales e internacionales

Los quesos de Payoyo tienen en su palmarés 150 premios nacionales e internacionales

Con motivo del vigésimo aniversario, la marca Payoyo ha editado un libro bajo el nombre ‘Payoyo, historia de un queso’ en el que, además de la historia de la empresa y el relato de la pasión de sus fundadores por este maravilloso tesoro de la Sierra, se incluye un gran número de recetas elaboradas con sus quesos por importantes chefs de prestigio nacional como el pan de Payoyo de David Serra del restaurante Boca Grande de Barcelona, la berenjena rellena de queso Payoyo de David Laredo, de la Taberna Laredo de Madrid, la tapa de Payoyo con mermelada de limón del chef Albert Adriá del Tickets Bar de Barcelona o el bikini de Payoyo de Carles Abellá del bar Tapas 24 en Barcelona.

Importantes chefs de prestigio nacional elaboran platos delicatessen con quesos Payoyos

Importantes chefs de prestigio nacional elaboran platos delicatessen con quesos Payoyos

Todo ello sin olvidarnos del ‘Renovatún’ de crema de queso Payoyo de Joaquín Olmedo, chef del restaurante Antonio de Zahara de los Atunes, el steak tartar de vaca retinta y queso Payoyo de Miriam Rodríguez, de la Venta La Duquesa o la tartita de queso Payoyo de Mario Jiménez en el restaurante El Faro de Cádiz.

Queso Payoyo es hoy una empresa consolidada y próspera, reconocida sobre todo por la calidad de sus quesos, pero además, su vigésimo aniversario ha traído otra novedad y es la renovación de su imagen, dando un mayor protagonismo al nombre de la marca, colocándolo en el centro de la etiqueta en lugar de la parte inferior como ocurría anteriormente, siempre respetando los colores originales.

La nueva imagen da mayor protagonismo al nombre de la marca

La nueva imagen da mayor protagonismo al nombre de la marca

Un queso con identidad propia que lleva con cariño el apelativo con el que se conoce a los habitantes de Villaluenga del Rosario. Una marca que da a conocer una raza de cabra autóctona de la Sierra de Cádiz gracias a la cual podemos disfrutar estos infinitos sabores, texturas y aromas con personalidad.