Reportaje

Corredera 55 presenta su carta de otoño invierno

Por Gurmé Cádiz,

El restaurante Corredera 55, en Vejer de la Frontera, ha introducido novedades en su carta para afrontar la temporada de otoñe e invierno. Con la intención de que sea muy familiar, con recetas tradicionales, su propietaria, la escocesa Ellie Cormié, se marca como objetivo “ofrecer productos de proximidad para apoyar la economía local, promover hábitos saludables y reducir la huella ecológica, entre otras razones”.
Para esta temporada tan especial, la gerente del local ha pensado en platos “que llenen el alma y reconforten como un abrazo de esos que te reinician la vida”. Un nuevo menú que “sabe a comidas en familia, al calor del hogar, a esos besos acumulados, a esas caricias para el alma, a esos reencuentros tan esperados”.

Cordero al curry de Ottolenghi con patatas, cardamomo y lima.

Así, pensaron que lo mejor era preguntar a las chefs de su cocina sus platos familiares preferidos, aquellos que les recuerdan el abrazo de su madre o de su abuela: “De María del Mar, la jefa de cocina, tenemos una tarta de peras y almendras con sirope de canela que hace los domingos, cuando se reúne toda la familia en casa”.

El Pide turco, una de las novedades en la carta.

Para Gema, “su abrazo” es un guiso de albóndigas de pollo con salsa de tomate, chorizo y guisantes, una receta tradicional de su familia.
La aportación de la nueva pinche de cocina, Rocío, es el Pide, una pizza turca. Las hay de pollo picante, tomate y parmesano; de queso de cabra, tomate cherry y orégano; incluso de retinto y ciruelas con un toque de Pedro Ximénez, una receta inspirada en uno de los clásicos de Corredera 55 como son las croquetas de retinto con ciruelas.
Para la propietaria, su abrazo “son los Haggis con morcilla de la carnicería de Antonio de Vejer”, una original receta de Escocia con un toque vejeriego.

Las albóndigas de pollo con salsa de tomate, chorizo y guisantes de Corredera 55.

Las albóndigas de pollo con salsa de tomate, chorizo y guisantes de Corredera 55.

En cuanto a las carnes, en la nueva carta se puede encontrar, entre otras propuestas, el pollo al horno, una receta perteneciente a la abuela escocesa de Ellie, Sheila Dewar, de la famosa familia de whisky Dewar, creadores de White Label, entre otros. “El pollo se hornea con verduras, un poco de manzana, vino de Jerez, ajo y mucho amor”, comenta. Del horno a la mesa en un momento.
La carne de retinto también está presente en varios platos del local, como la hamburguesa de retinto ecológico, el entrecot de ternera de retinto con salsa de Pedro Ximénez, patatas al horno con romero, ajo y sal negra o las croquetas de retinto con salsa de crema de whisky.

Los pinchos de presa ibérica, en la carta de Corredera 55, en Vejer de la Frontera.

Los pinchos de presa ibérica, en la carta de Corredera 55, en Vejer de la Frontera.

Corredera 55 también ofrece opciones vegetarianas y veganas. Entre la variedad de ensaladas destaca la ‘Bienestar’, muy energética, “buena para los resfriados”, según la chef ejecutiva del local, hecha con remolacha, boniato, calabaza, cebolla roja, pimiento rojo, piñones y miel. Destaca igualmente el ‘entrecot’ de coliflor al horno con mermelada de harissa, servido con arroz, comino, limón, cilantro, pasas y almendras.
La carta contiene a su vez diversos tipos de sopas como la de pollo, fideos, limón, jengibre y cúrcuma. También la de castaña, chorizo y azafrán, así como la de remolacha, boniato y queso de cabra con crujiente de calabaza.

Las croquetas de retinto.

En la nueva carta de Corredera 55 los productos del mar también tienen una destacada presencia. Una de las más suculentas es el pescado del día relleno de espinacas frescas, tomate, gambas, romero y limón damasquina, todo ello horneado con cava y rociado con salsa verde. El guiso del mar, pulpo a la parrilla y el atún rojo son otras de las opciones presentes en su oferta.
En cuanto a los postres, Ellie se ha basado en las recetas tradicionales de su abuela, manteniendo en carta por su buena aceptación el Cranachan, hecho con frutas del bosque, crema de whisky, frutos secos y miel de Grazalema. Para maridarlo, la gerente del restaurante recomienda un chupito de Dewars White Label.

Tarta de almendras y peras.

“Comer, amar, vivir”. Esta es la filosofía de Ellie Cormié, que es además la decoradora de este acogedor restaurante del centro de Vejer. La música y el ambiente contribuyen a potenciar la experiencia en Corredera 55, con una terraza con destacadas vistas y que abre durante todo el año.

Pueden consultar la carta completa en este enlace.