Reportaje

Harveys, el vino de Jerez de la Reina de Inglaterra

Por Tamara Ariza,

Harveys, el vino de Jerez de la Reina de Inglaterra

Los vinos de Jerez han sido, a lo largo de su historia, muy apreciados en todo el mundo, especialmente en Inglaterra, cuyos comerciantes incluso se instalaron en la zona para garantizar su abastecimiento en el Reino Unido. Lo que muchos no saben es que los vinos de la firma Harveys, pertenecientes a Bodegas Fundador, son desde hace 123 años los que, de manera oficial, se sirven en el Palacio de Buckingham en Londres.

En la cata de Bodegas fundador se pudieron degustar losvinos que se sirven en el Palacio de Buckingham en Londres

En la cata de Bodegas Fundador se pudieron degustar los vinos que se sirven en el Palacio de Buckingham.

Todo comienza en el año 1796, en la calle Dinamarca de la ciudad de Bristol, un puerto comercial muy importante de entrada de mercancías en el Reino Unido. Allí se constituye la compañía Harveys de la mano de William Perry, un importador de vinos que se especializó en la comercialización de los vinos de Jerez. En el año 1822, John Harvey, se une a él en el negocio y cincuenta años más tarde, junto a sus dos hijos, la compañía pasa a llamarse Harvey & Sons.

Tal fue el éxito de la compañía comercializadora que, en 1895, la Reina Victoria le concedió a la casa Harvey el título de Proveedor Oficial de la Casa Real Inglesa, un privilegio que aún se mantiene a día de hoy. Es por ello que en todas las etiquetas de los productos de la compañía Harveys figura el Royal Warrant, el escudo de la Reina de Inglaterra. Un honor del que, a día de hoy en España, sólo puede presumir Bodegas Fundador. Como dato curioso cabe destacar que, actualmente, en la sala de espera de las recepciones de la Reina Isabel II se ofrece Harveys Fino a los invitados.

La cata estuvo amenizada con flamenco en directo de la mano de guitarrista David de la Jeroma.

La cata estuvo amenizada con flamenco en directo de la mano del guitarrista David de la Geroma.

El enólogo de bodegas Fundador, Manuel José Valcárcel, con una experiencia que alcanza las 35 vendimias, deleitó con esta historia al público asistente a la segunda de las Catas Magistrales en el Alcázar de Jerez, organizadas con motivo de las Fiestas de la Vendimia 2018. La sabiduría de Valcárcel junto a los conocimientos del embajador para la Gastronomía del Consejo Regulador de la D.O. Jerez, José Ferrer, hicieron de esta cata una auténtica clase de historia que ensalzó, aún más si cabe, el prestigio de estas bodegas, las más antiguas de Jerez.

Manuel José Valcárcel y José Ferrer.

Manuel José Valcárcel y José Ferrer comentaron la cata de Bodegas Fundador en el Alcázar.

Las catas tienen como objetivo dar a conocer la amplia diversidad de vinos con los que cuentan cada una de las bodegas jerezanas así como su sorprendente efecto en el paladar al maridar con las diferentes propuestas gastronómicas.
En este caso, un total de cinco vinos premium de la marca Harveys acompañaron a un menú, diseñado por el chef Mauro Barreiro, elaborado y servido por Gourmet Cobos Catering.
El primer plato consistía en un ceviche de langostinos regado con Fino Harveys, la combinación perfecta para el toque picante de esta receta peruana elaborada con langostinos de Sanlúcar.

cata3
La segunda propuesta era salmón marinado con mojito y manzana ácida que se complementaba a la perfección con Harveys Amontillado Premium.

cata4
El tercer plato, el más contundente de todos, era huevo cocido lentamente con guiso meloso de cerdo y Payoyo. Esta degustación estuvo acompañada con Harveys Oloroso Premuim.

cata6
El bombón de hígado de pichón al Palo Cortado, una versión de los higaditos al Jerez llevados a su máxima potencia, se sirvió con una copa de Harveys Palo Cortado Premium.

cata9
Y para el poste, una reinvención del pastelito Pantera Rosa elaborado con chocolate blanco, vainilla, nata y un toque de naranja, nada mejor que un Harveys Bristol Cream. El broche de oro dulce a una experiencia gastronómica única.

cata01
Cabe destacar que el Marco de Jerez atesora un patrimonio cultural de 3.000 años elaborando vinos. De hecho, entre los términos municipales de El Puerto y Jerez, se encuentran los restos de la bodega más antigua de toda la cultura mediterránea. Motivo de sobra para estar orgullosos de ello según comenta José Ferrer.

Éxito de asistencia en la cata magistral de Bodegas Fundador con motivo de las Fiestas de la Vendimia.

Éxito de asistencia en la cata magistral de Bodegas Fundador con motivo de las Fiestas de la Vendimia.

Durante estos 3.000 años se han ido adoptando métodos muy singulares de elaboración, cuidado o envejecimiento de los vinos que no se repiten en otras zonas del mundo. De ahí que los vinos de Jerez sean únicos y con una diversidad envidiable que van desde los vinos más pálidos y más secos del mundo a los que, posiblemente, sean los más dulces del mundo, como son los Pedro Ximénez o el Moscatel. Y entre ellos se encuentra un amplísimo abanico de tipologías con una gran versatilidad, capaces de combinar con cualquier plato que se proponga.