Reportaje

Recetas fáciles para disfrutar de los vinos de Jerez

Por Gurmé Cádiz,

Algo que nos está permitiendo este obligado estado de confinamiento es disfrutar de aficiones a las que habitualmente dedicamos menos tiempo. Y una de ellas es la gastronomía. El Consejo Regulador de Vinos y Vinagres de Jerez nos proponen además varias recetas para disfrutar tanto de la comida como del vino.

Existe un vino de Jerez para cada plato. Su diversidad de estilos los convierte en el acompañante perfecto para todo tipo de elaboraciones: calientes o frías, de carne o pescado, e incluso para postres. Lo importante es tener en cuenta los ingredientes y el modo de elaboración de cada plato para, así, elegir el Vino de Jerez adecuado para cada propuesta.

Las gambas al ajillo, mejor maridadas con fino.

Las gambas al ajillo, mejor maridadas con fino.

El primer plato que proponen el Consejo Regulador es el de gambas al ajillo, que aconseja maridar con una copa de fino. Debido a su salinidad, este vino blanco “se convierte en el acompañante perfecto de un alimento tan popular de la gastronomía española como las gambas”.
El fino es un vino ideal para el aperitivo y para todo tipo de tapas, en especial aceitunas, frutos secos y jamón ibérico. También para maridar mariscos y pescados, especialmente los que tienen un marcado sabor salino, como las anchoas, y con los crudos, como el sashimi. Por su bajo contenido en ácido acético, combina muy bien platos de acidez destacada, como adobos o ensaladas con vinagreta, así como con sopas frías, como el gazpacho o el ajo blanco.
Pueden consultar la receta completa entrando en este enlace.

Ensalada de brócoli y bacon.

El siguiente, la ensalada de brócoli y bacon. El acompañamiento, también una copa de vino fino. Como señalábamos en la receta anterior, el fino es ideal para complementar ensaladas. Este vino suave y punzante equilibra el dulzor del dátil y mitiga el fuerte sabor del bacon.
La receta completa, pinchando en este enlace.

La paella, uno de los platos recomendados por el Consejo Regulador de Vinos y Vinagre de Jerez.

El tercer plato que señalan en el Consejo Regulador es la paella. En esta ocasión, nos recomiendan disfrutarla con una copa de manzanilla. Este vino generoso es, sin duda, la reina del mar, por ello armoniza a la perfección con la paella de marisco: las notas frescas y salinas del vino resaltan el sabor a mar del arroz.
La manzanilla también es ideal como aperitivo y acompañamiento a todo tipo de tapas, especialmente para los sabores que provengan del mar, como mariscos y pescados. Combina además con alimentos con toques salinos, como embutidos o salazones, así como con platos que contengan vinagre, como ensaladas, adobos o sopas frías.
La receta completa, pinchando en este enlace.

Flor de alcachofa a baja temperatura con aceite de ibéricos.

El cuarto plato es la flor de alcachofa a baja temperatura con aceite de ibéricos. El maridaje, una copa de amontillado. De exquisita complejidad, el amontillado es el compañero perfecto de determinadas verduras, como las protagonistas de esta receta, las alcachofas, o los espárragos. Asimismo, es capaz de triunfar en múltiples terrenos, aportando su toque personal a una gran variedad de platos: ahumados, quesos curados, carnes blancas, pescado azul y platos especiados y exóticos.
La receta completa en este enlace.

Guiso de rabo de toro.

El siguiente es el guiso de rabo de toro. Para maridarlo, una copa de Palo Cortado. Este singular vino acompaña muy bien a los guisos, estofados y todo tipo de carnes gelatinosas.
Conocido como “Vino de meditación”, es perfecto para degustarlo lentamente y sumergirse en los distintos matices que ofrece. También puede acompañarse de quesos curados, así como de consomés bien concentrados.
La receta completa la podemos consultar en este enlace.

El postre, los pestiños, maridados con Cream.

Por último, el postre: los pestiños. Y nada mejor para disfrutarlos que una copa de Cream. Sus notas golosas, a caramelo y a piel de naranja lo hace el acompañante ideal de los pestiños.
Es, sin duda, un perfecto vino de postre, excelente para degustar con repostería o helado.
Y la receta completa la tenemos pinchando en este enlace.
Sin embargo, el Cream también puede ser consumido como aperitivo en cóctel, servido con hielo y una rodaja de naranja; así como con el foie gras y con los quesos azules.