Reportaje

Vida Padre: nueva oferta gastronómica en La Barrosa

Por Salva Moreno,

Ubicado en el Pinar Público de La Barrosa de Chiclana, a la entrada de la urbanización Novo Sancti Petri, Vida Padre inicia su primer verano, gestionado por dos de los socios del chiringuito Mojama Beach. Con la experiencia de este exitoso establecimiento, incluido recientemente en una de nuestras listas, afrontan este nuevo reto proponiendo algo distinto, aunando tres conceptos unidos en una misma propuesta gastronómica, en espacios diferentes pero interconectados con una cocina común como nexo.

Vida Padre está situado en el pinar público de La Barrosa. | Foto: Cedida.

Vida Padre está situado en el pinar público de La Barrosa. | Foto: Cedida.

Esta cocina central dará servicio a las tres líneas propuestas en Vida Padre. Por un lado, el Take Away, con recetas viajeras, productos de primera calidad, que son los que usan en el propio restaurante y un packaging original, con cierto toque rebelde.

La segunda de las propuestas es el Travel Food, caracterizada por una comida sabrosa, sana y sostenible, con prácticas respetuosas y productos locales y ecológicos. La parrilla, con una carta ideada alrededor de las brasas, es la protagonista indiscutible.

La tercera será la zona de reservas, que este año aún no ha entrado en funcionamiento pero que en 2020 espera estar a pleno funcionamiento, con una carta más elaborada.

Interior del restaurante. | Foto: Cedida

Interior del restaurante. | Foto: Cedida

La parrilla de la que hemos hablado está prácticamente a la vista de los clientes de Vida Padre, junto a unas mesas altas que constituyen uno de los espacios diferenciados del local. En la parte exterior, además, unas mesas con bancos de madera, con sombrillas para evitar el sol, aunque a eso también contribuyen los numerosos pinos del entorno. Es estas mesas se pretende introducir otro concepto novedoso, como es compartir comida con comensales a los que no conocemos. Y nos dicen desde la dirección de Vida Padre que es algo que está funcionando.

Steak tartar ibérico de bellota. | Foto: Cedida

Steak tartar ibérico de bellota. | Foto: Cedida

La parte interior del restaurante es muy espaciosa, con el techo a gran altura, lo que contribuye a crear una sensación de amplitud aún mayor. Desde fuera, ese tejado en forma de uve invertida, a dos aguas, es claramente apreciable, y hace visible al restaurante desde la cercana carretera de entrada a la urbanización Novo Sancti Petri, junto a un cartel que también anuncia el acceso al restaurante con unas vistosas letras. Y en otro de los laterales, el que da directamente al Pinar Público La Barrosa, está el Take Away.

Gyozas de pato con virutas. | Foto: Cedida

Gyozas de pato con virutas. | Foto: Cedida

La carta cumple con creces el concepto marcado en Vida Padre. Comida para compartir como guacamole con nachos, calamares fritos con salsa New York, empanadas criollas con la receta de mamá, algo que no podía faltar siendo el cocinero argentino, bao coreano de papada ibérica con encurtidos y mayo de sriracha, o Buffalo wings Vida Padre, entre otros. En los platos refrescantes no puede faltar el Smoothy andaluz, el típico gazpacho, y ensaladas como la Petra de burrata y espinacas o la César ‘Cuida tu body’.

Bao coreano de papada ibérica. | Foto: Cedida

Bao coreano de papada ibérica. | Foto: Cedida

Bajo el epígrafe ‘De la Robata’ aparecen platos como el Kafta de carrillada ibérica lacada con misso, anticucho de mollejas al limón con chimi churri de piña asada, brochetas de verduras de temporada con romescu y yakitori de pollo Satay. Entre los crudos, el célebre ceviche, bien de bogavante o el clásico de pescado del día, el aguachile de mango, vieiras y langostinos o el tiradito de bacalao con uvas y piñones, además del steak tartar ibérico de bellota y el tartar de descargamento y otoro de atún rojo.

Calamar de potera con pico de gallo. | Foto: Cedida

Calamar de potera con pico de gallo. | Foto: Cedida

Los tacos de cochinicha pibil y los de chilli con gambas, las gyozas de pato con virutas de foie y las de langostinos con ponzu, preceden a la pasta, con los rigatoni di carabinieri y los tagliatelle amatriciana con burrata fresca. Y se cierra la carta con la parrilla, donde entre otros, destaca el tarantelo de atún rojo con chutney de naranja y piña, el solomillo de atún rojo con paté de kalamata, el calamar de potera con pico de gallo, la presa ibérica de bellota, el solomillo de retinto o el Tomahawk, del que advierten en la carta que hay que atreverse y el mundo es de los valientes. Kilo y medio de carne para quienes no sean cobardes. Tres tipos de hamburguesas, premium con panceta ibérica, de rubia gallega y una última vegana, ponen el cierre.

La terraza exterior de Vida Padre. | Foto: Cedida.

La terraza exterior de Vida Padre. | Foto: Cedida.

Pero sigue habiendo espacio para el postre, con tarta de queso La Viña, arroz con leche vietnamita, la fondant de chocolate o una ensalada de fruta, además de gominolas de fruta, surtido de trufas, almendras con romero y curry o avellanas con wasabi.