Actualidad

Nueva apertura: Musalima, la reinvención de un local mítico en Cádiz

Por Tamara Ariza,

La nueva apuesta del reconocido hostelero gaditano Raúl Cueto, en esta ocasión junto al gerente de la cafetería Charlotte, Alejandro Aragón, ha dado un giro de 180 grados al local que antaño ocupara el mítico restaurante Reina Victoria, en la esquina del Paseo Marítimo con la calle Brasil. La total remodelación del establecimiento no deja indiferente a nadie, con un entorno paradisíaco en su terraza con vistas al Altántico y una sugerente decoración interior, donde el dorado combina a la perfección con tonos verdes, marrones y amarillos, obra del interiorista Álvaro Linares.

Uno de los rincones más acogedores del interior del local.

Uno de los rincones más acogedores del interior del local.

Su carta es un auténtico viaje de sabores alrededor del mundo empezando por tapas tan gaditanas como las papas aliñás o el atún en manteca, pasando por la reinvención del espeto malagueño, dando un salto a Japón con la parrilla robata, pasando por Hawái y sus pokes de crudos, el estilo tiki en sus cócteles y terminando en Perú con la máxima representación de la cocina nikkei, rebautizada aquí como ‘nikkai’, ya que usan materia prima local y productos de kilómetro cero como la corvina de Conil o el atún de Barbate.

Uno de los platos más gaditanos es el atún rojo de Barbate en Manteca.

Uno de los platos más gaditanos es el atún rojo de Barbate en Manteca.

Al frente de los fogones se encuentra el chef colombiano Luis Alberto Ramírez, que se dio a conocer en Cádiz con su restaurante Rayuela y, hasta ahora, ha capitaneado el equipo de cocina de Arsenio Manila. De esta manera se consolida una nueva forma de disfrutar del pescado de nuestras costas.

Luis Alberto Ramírez (dcha.) junto al equipo de cocina de Musalima.

Luis Alberto Ramírez (derecha) junto al equipo de cocina de Musalima.

La principal novedad que nos presenta Musalima es el espeto, siendo pioneros en Cádiz en el asado vertical. De esta manera el carbón vegetal imprime a calamares, lubinas y champiñones portobello un sabor exclusivo que no se consigue de otro modo.

Espeto de champiñones portobello y calamar.

Espeto de champiñones portobello y calamar.

La robata es similar a las habituales parrillas de carbón pero su particularidad reside en el juego que dan las diferentes alturas para poder conseguir distintos tipos de asado. En la robata se cocina pollo picantón, solomillo ibérico o entrecot de novillo argentino, así como lomos de salmón, pez limón y atún rojo. Además, cada plato está coronado con el aceite de oliva aromatizado que mejor conjugue los sabores. Tienen aceite de oliva con limón y jengibre, con ají, con albahaca y canela, romero o laurel.

Diferentes tipos de aceites aromatizados para coronar los platos.

Diferentes tipos de aceites aromatizados para coronar los platos.

Pero Musalima es mucho más que un restaurante, es un lugar camaleónico que es capaz de transformarse, con el paso de las horas, en un exclusivo bar de cócteles con sorprendentes y llamativas creaciones. Sus propuestas van desde el clásico mojito, piña colada, daikiri o caipiriña hasta las más exóticas creaciones como el Ave del Paraíso, Musa Sherry, Sweet Love, Blue Hawaii o Grey Goose le Gran Fizz.

Sorprendente presentación del cóctel Ave del Paraíso.

Sorprendente presentación del cóctel Ave del Paraíso.

En definitiva, una apuesta innovadora, diferente, que aúna las últimas tendencias en gastronomía y decoración, todo ello frente a la Playa Victoria de Cádiz, en una terraza envolvente totalmente adaptada para que pueda ser igual de acogedora en invierno, y un interior de diseño exclusivo, con colores muy cálidos y un sinfín de detalles que dan al local un toque de sofisticación. Destacar que la planta superior aún no está operativa aunque su función será, principalmente, ofrecer comidas concertadas con grupos, ya sean comidas de empresa u otro tipo de eventos.

La terraza presenta una decoración paradisíaca frente al mar.

La terraza presenta una decoración paradisíaca frente al mar.