Lista

Te presentamos los mejores helados artesanos de Cádiz

Por Tamara Ariza,

Luce el sol y reinan las altas temperaturas ¡Es tiempo de helados! Las principales heladerías de la Cádiz elaboran cada año nuevos sabores con los que seguir sorprendiendo al cliente. Maestros heladeros artesanos se esmeran cada temporada en elaborar un producto cremoso, sano, con materia prima de primera calidad y que no sólo nos cautive por la vista sino también al paladar.

Hoy puede ser un buen día para degustar alguno de estos dulces caprichos. Por eso te presentamos una selección de los mejores helados artesanos que podrás saborear en la capital gaditana.

La Cremería

Helado de queso Pajarete de La Cremería

Helado de queso Pajarete de La Cremería

El italiano Carlo Guerriero, natural de Venecia, abrió esta heladería en Cádiz hace ya ocho años. Se ubica en la Avenida José León de carranza 6, frente a Telegrafía sin Hilos y, a día de hoy, es una de las mejores heladerías artesanas de la capital ya que sus helados están elaborados con productos traídos directamente de Italia. “Sólo utilizando los mejores productos se consigue el mejor helado” señala Carlo.

Durante los meses de invierno Carlo realiza varios viajes a su Italia natal para buscar la mejor materia prima. Así este año ha traído tres variedades de pistachos procedentes de Sicilia y el mandarino di ciaculli, una mandarina tardía con un sabor muy peculiar. También ofrecen helado de chocolate negro con jengibre o de cannolo, un postre típico italiano con fruta escarchada natural. Sin embargo el rey de este año es un producto 100% gaditano, el helado de queso Pajarete, premiado como el mejor queso natural de España.

Pazza Mina

El helado de brownie es una de las novedades de Pazza Mina

El helado de brownie es una de las novedades de Pazza Mina

La heladería Pazza Mina cumple 15 años en pleno corazón del casco histórico de Cádiz. En este tiempo su gerente, Anda, ha sabido ganarse la confianza de muchos gaditanos y visitantes que acuden cada año buscando sus sorprendentes creaciones. Elaborados con productos totalmente naturales, este año los helados de Pazza Mina incorporan un ingrediente especial, la leche fresca suministrada entre dos y tres veces por semana.

En cuanto a los sabores, la novedad de este año es un delicioso helado de brownie, aunque el sabor estrella sigue siendo el ‘moro de Cádiz’, una genial combinación de chocolate con cerezas. La heladería Pazza Mina también ofrece yogurt helado con un sinfín de toppings para echárselos al gusto.

Salón Italiano

El clásico Topolino nunca pasa de moda en la heladería de los italianos

El clásico Topolino nunca pasa de moda en la heladería ‘los italianos’

Es la más veterana de todas. El Salón Italiano abrió sus puertas en el año 1940 y, a día de hoy, sigue siendo una de las favoritas de los gaditanos. Se ubica en la esquina de la calle Ancha con San José. ‘Los italianos’, como se le conoce en Cádiz, se suma este año a sabores que están teniendo mucho éxito, sobre todo entre los más pequeños, como el Kinder Bueno o la tarta de queso con galleta María.

Pero el rey de los helados sigue siendo sin duda el Topolino. “Es el que más se vende” asegura David Álvarez, encargado del negocio. “Incluso hay gente de fuera que viene preguntando qué es un Topolino“. Pues bien, el clásico helado de los italianos consiste en un cucurucho con una bola de nata cubierta de chocolate negro. Pero, como todo, el Topolino también ha evolucionado con los años y hoy puedes pedirlo del sabor que más te guste.

Narigoni

Helado de queso, higo y miel, un sabor exclusivo en Narigoni

Helado de queso, higo y miel, un sabor exclusivo en Narigoni

Esta llamativa heladería no sólo goza de una ubicación privilegiada, en la Plaza de la Catedral, sino que, además, ofrece helados de sabores de lo más variopinto. Desde chocolate con naranja hasta su famoso helado de queso, higo y miel pasando por el helado de galleta María y el de vainilla natural, elaborado con la vaina de la vainilla sin añadirle colorante ni potenciador de sabor.

Y es que una de las características de estos artesanos es que elaboran sus helados con productos totalmente naturales. “Los helados de frutas se elaboran con pulpa natural de fruta, por eso los sabores dependen mucho de la temporada. El helado de fresa, por ejemplo, está hecho con fresas de Conil” explica una de las encargadas. Las uvas pasas se dejan marinar en vino moscatel de Málaga y así se consiguen sabores intensos de la manera más natural.

D´Plocia

El helado D'Plocia se presenta en tres sabores de tres tipos de chocolate

El helado D’Plocia se presenta en tres sabores con tres tipos de chocolate

Esta es la quinta temporada que la heladería D’Plocia abre sus puertas, en la calle a la que hace referencia su nombre, para deleite de los amantes del helado artesano. Su propietaria, Laura Navas, explica que “todos nuestros helados están inspirados en postres tradicionales, no tenemos sabores artificlales ni colores estridentes”.

Así encontramos dulces clásicos como la leche merengada, helado Málaga, galletas cookies, oreo y frutas naturales. En cuanto a sabores exclusivos, D’Plocia elabora la tarta paraíso, una deliciosa mezcla de pistacho, chocolate blanco y frutos del bosque. Pero “el rey de la casa” es el helado que lleva el nombre de la heladería, D’Plocia, una variedad de helado de avellanas con chocolate que se presenta en tres sabores diferentes, chocolate con leche, chocolate negro y chocolate blanco.

La Perica

Helado de cheese cake de La Perica

Helado de yogurt con cerezas de La Perica

Es la más reciente ya que ni siquiera ha llegado a cumplir un año desde su apertura. La Perica es una coqueta heladería ubicada en la Avenida de Andalucía 85 donde lo primero que llama la atención es que los helados no están expuestos a la vista sino que se presentan en pozzetos, que aportan una mejor conservación. “Yo no quiero que mis helados entren por los ojos, yo quiero que la gente los pruebe y valore su sabor” explica Rocío de los Santos.

Ella es la artífice de sabores exclusivos como dama de Cádiz, elaborado con leche macerada con cáscara de naranja y limón, el helado de queso Philadelphia con pera, que es uno de los que tiene más éxito, el de queso de cabra, de yogurt con cerezas o el carapino que consiste en helado de nata, piñones y caramelo. Sus helados no llevan conservantes ni aromas artificiales. Además disponen de cremas sin lactosa, elaboradas con leche de soja y también ofrecen helados sin azúcar.

Heladerías Mira

El cremino es una de las especialidades de Heladerías Mira

El cremino es una de las especialidades de Heladerías Mira

Son todo un clásico en el verano gaditano. La heladería artesana ubicada en la Glorieta Ingeniero La Cierva, frente a la cafetería que lleva su mismo nombre, afronta ya su séptima temporada. Disponen de otro local en el Paseo Marítimo 26 donde, desde hace dos años, también se sirven helados artesanos. La heladería Mira sorprende cada año con nuevos e inesperados sabores, fueron de los primeros en elaborar helados de mojito y ginebra Puerto de Indias por ejemplo. Los clásicos nunca fallan por lo que siempre tienen helados de chocolate, turrón, vainilla o frutas. Tampoco faltan los postres tradicionales como el tocino de cielo o la tarta de San Marcos.

Para los más golosos, la heladería Mira dispone de una gran variedad de helados de chocolate como el de chocolate blanco, chocolate belga y o el helado de tarta Sacher, un dulce típico de Austria que consiste en dos planchas gruesas de bizcocho de chocolate y mantequilla separadas por una fina capa de mermelada de albaricoque y recubiertas con un glaseado de chocolate negro. Entre las novedades de este año encontramos el Solero, que hace referencia al helado del mismo nombre de la marca Frigo y que consiste en una mezcla de frutas exóticas como mango, maracuyá, tarta de fresa y frambuesa. Este año también estrenan los sabores de tarta de manzana y tarta de zanahoria. Pero el rey de todos los sabores en la heladería Mira es el cremino, con avellanas, chocolate blanco, nutella y galletas caramelizadas. ¿Con cual te quedas?