Nombre Restaurante AQ 35 – Patio de los Naranjos
Dirección Avda. Alcalde Álvaro Domecq nº 35 ()
Horario De 11:00 a 24:00 horas.
Teléfono 661762148
¿Tiene Cruzcampo?
Terraza

Ubicado en el histórico Hotel Jerez, el restaurante AQ 35 – Patio de los Naranjos supone la reapertura del antiguo Patio de los Naranjos. Su nuevo concepto trata de aunar tanto al cliente hospedado en el hotel como al cliente autóctono con una cocina trasversal, que va desde un sándwich hasta una “lubina con ajopapa y salicornia”.

Entrada al Restaurante AQ 35.

Entrada al Restaurante AQ 35.

La primera impresión es la de estar en un restaurante de cualquier ciudad europea importante, con un entorno muy acogedor y con una decoración original, moderna y espectacular sin rayar en lo estridente, que es lo que suele pasar. La iluminación y la música ambiente también sumaban en esa dirección, así como su insonorización, que hacen de la mesa un espacio agradable. AQ 35 aúna en un sólo edificio una terraza muy amplia a pie de calle, un restaurante con varios ambientes y una terraza ático para tomar copas en la misma línea de modernidad y elegancia. El AQ 35 supone una opción imprescindible para pasar una un rato agradable.

Patio interior del AQ 35.

Patio interior del AQ 35.

En cuanto al menú hay que decir que es variado y a priori elaborado, suficiente para poder elegir. Y en nuestro caso decidimos elegir unas pinceladas de la carta.

Decir que los vinos del marco de jerez que pedimos tenían la temperatura perfecta para la fecha, por el contrario nos llevamos una decepción con el tipo de aceite de oliva que tenían para aderezar, que para nada acompaña la idea del restaurante.

Empezamos con una ensaladilla rusa que en este caso estaba hecha con patatas y gambas únicamente, pero estaba jugosa y de sabor exquisito. Nada que añadir.

Ensaladilla rusa, elaborada con patatas y gambas únicamente.

Ensaladilla rusa, elaborada con patatas y gambas únicamente.

Para los platos elegimos para empezar un tartar de solomillo con yema de huevo macerada en palo cortado. La presentación del plato fue buena sin destacar demasiado. En cuanto a su sabor y textura hay que decir que le faltaba aroma a palo cortado, la carne era buena y el corte también, pero para mi gusto le faltaba sabor, quizás la maceración de la yema no fue suficiente, el caso es que el palo cortado no lo apreciamos.

Tartar de solomillo con yema de huevo macerada en palo cortado.

Tartar de solomillo con yema de huevo macerada en palo cortado.

Decidimos continuar con albondiguillas al oloroso con patatas paja. Aquí la presentación del plato sí fue la esperada, y las expectativas altas. El tamaño de las albóndigas era perfecto, pero estaban algo secas por dentro. Daba la sensación que las albóndigas estaban hechas por un lado y la salsa por otro, pera luego ligarlas en el plato. Desde nuestro punto de vista este plato tenía dos mejoras, una las propias albóndigas que debían estar más jugosas, y la otra la salsa, que le faltaba el sabor del ingrediente fundamental, el oloroso. El concepto del plato es perfecto pero estos dos detalles hacen que pueda ser un placer tomarlas o que sean unas albóndigas más.

Albondiguillas al oloroso con patatas paja.

Albondiguillas al oloroso con patatas paja.

El siguiente plato fueron unos tacos de atún salteados con wok de verduras. Lo pedimos prácticamente crudo, y así lo trajeron, algo que es muy de agradecer, ya que normalmente o se les olvida o no entienden el concepto de muy poco hecho. Hay que decir también que no hubo engaño alguno con el atún ya que no decían que fuera atún rojo, cosa que no pasa en otros restaurantes que normalmente intentan venderte al atún yellow fin como rojo. Pero volviendo al plato, el sabor en general fue bueno y tanto la salsa como las verduras muy bien ligadas. El atún estaba perfecto de cocción y textura, quizás le faltó uniformidad en los tacos. La presentación fue en línea con las anteriores, sin defraudar ni tampoco destacar.

Tacos de atún salteados con wok de verduras.

Tacos de atún salteados con wok de verduras.

Por último, probamos con unos tacos de buey al ajillo con patatas y pimientos del padrón, en general el plato cumplió las expectativas. Las patatas eran caseras y eso se notó en la textura, el corte y la fritura. La carne muy buena de sabor aunque un poco dura.

Tacos de buey al ajillo con patatas y pimientos del padrón.

Tacos de buey al ajillo con patatas y pimientos del padrón.

El postre consistió en un flan de mango relleno de frambuesas con helado de fresa natural. Ciertamente el maridaje del postre estaba muy conseguido, la presentación buena y la explosión de sabores y texturas en boca dignas de mencionar. Fue un cierre perfecto.

Flan de mango relleno de frambuesas con helado de fresa natural.

Flan de mango relleno de frambuesas con helado de fresa natural.

El concepto AQ 35 está muy bien traído, con una decoración y ambiente espectaculares, la cocina tiene buenos mimbres pero debe consolidarse y pulirse en esos pequeños detalles que hacen grande una cocina, quizás el tiempo trascurrido desde la apertura en mayo no ha sido suficiente para recibir las suficientes críticas constructivas que le ayuden a mejorar. Y por último, el servicio muy agradable pero de trato demasiado cercano, nada diferente a la nueva escuela.

AQ 35 estrategia conseguida. Un sitio diferente.