Nombre Yoko Barbate
Dirección Avenida Virgen del Carmen ()
Horario De 14:00 a 16:00 y de 21:00 a 00:00.
Teléfono 956257339
¿Tiene Cruzcampo? No
Terraza No

Algo está cambiando en el perfil gastronómico de Barbate ya que en apenas un año este pueblo, conocido por ser “El Templo del atún”, ha sufrido una revolución gastronómica muy notable de la mano de sus hijos pródigos, que después de formarse lejos de esta localidad vuelven con toda esa experiencia y conocimiento para poner patas arriba las recetas mas tradicionales y demostrar que en Barbate hay vida más allá del atún. A la reciente apertura de Juan Viu con su restaurante Viu Espacio Gastronómico, se une ahora Yoko el nuevo proyecto del también barbateño Álvaro Rivera Malia.

Exterior del Restaurante Yoko, en Barbate.

Exterior del Restaurante Yoko, en Barbate.

El joven chef comenzó su formación en la Escuela de Gastronomía de Mijas (Málaga) para después pasar por cocinas tan reputadas como la de Tickets y Enigma, del prestigioso cocinero Albert Adriá, o Kabuki, uno de los referentes de cocina japonesa de este país. Es en este último restaurante donde Álvaro encuentra su verdadera vocación y el tipo de cocina donde poder desarrollar toda su creatividad.

Tras adquirir toda esta experiencia Álvaro Rivera ya tenía ganas de tener algo propio y qué mejor que en su tierra y con gente de Barbate. Y es aquí donde, apoyado por su familia, ha hecho una gran apuesta por un establecimiento novedoso en la localidad y de gran calidad gastronómica.

El cocinero de Yoko, Álvaro Rivera, en la cocina del restaurante.

El cocinero de Yoko, Álvaro Rivera, en la cocina del restaurante. | Foto: Cedida.

El restaurante cuenta con una sala con grandes ventanales, con capacidad para unos 40 comensales, con una decoración elegante inspirada en el fondo marino y cocina a la vista. El nombre de Yoko hace referencia a las criaturas marinas, toda una declaración de intenciones del referente de cocina de este restaurante. Pero además de productos del mar, en Yoko también se pueden degustar otro tipo de productos, ya que su carta se estructura en tres partes.

En la primera se puede encontrar la cocina japonesa mas tradicional con dejes gaditanos. La segunda parte es mucho mas creativa con productos como el atún rojo o las carnes de vacas gallegas. En la última, como no podía ser de otra forma, los postres, donde también podemos encontrar esa fusión japo-gaditana. En Yoko también se tiene la opción, y más recomendable, del menú degustación.

El servicio de sala algo falto de rodaje, pero con muy buena actitud y una carta de vinos no muy extensa y algo mejorable en cuanto a sus referencias.

El  menú degustación comienza con unos entrantes de tosta de sarda, cebollino y lima.

Tosta de sarda, cebollino y lima.

Tosta de sarda, cebollino y lima.

A continuación, se sirve un sashimi de atún rojo, en el que podemos distinguir tres distintos cortes, de menos a mas grasos, lomo, chutoro y otoro. Excelente producto y presentación.

Sashimi de atún rojo.

Sashimi de atún rojo.

Seguimos con un tartar de atún, anís estrellado, huevo y gambas cristal.

Tartar de atún, anís estrellado, huevo y gambas cristal.

Tartar de atún, anís estrellado, huevo y gambas cristal.

Continuamos con un ceviche de corvina, fresco y con el punto perfecto de maceración.

Ceviche de corvina.

Ceviche de corvina.

Seguimos con otra de las especialidades más tradicionales de sushi, los niguiris. muy bien medidos y ligeros, para nada apelmazados con el grano suelto y de calidad. Encontramos ventresca, huevo y mojama y steak tartar. Estos últimos tienen la peculiaridad de llevar la bola de arroz frita, dando un toque de crujiente a estas piezas.

Los niguiris de Yoko.

Los niguiris de Yoko.

Otra de las piezas de sushi que no pueden faltar, los makis, en este caso de atún, con lo que terminamos la parte mas tradicional, para seguir con la cocina de autor de Yoko.

Makis de atún.

Makis de atún.

Para empezar, una deliciosa parpatana de atún al Josper con puré de apionabo, rematando con una costilla de vaca gallega madurada 35 días con pak choi que se deshacía en la boca, y unas mini patatas hechas al estilo canario, primero cocidas con abundante sal y luego fritas.

Parpatana de atún al Josper con puré de apio nabo.

Parpatana de atún al Josper con puré de apio nabo.

Costilla de vaca gallega madurada 35 días con pak choi.

Costilla de vaca gallega madurada 35 días con pak choi.

Los postres son otro de los fuertes de este restaurante. En esta ocasión nos decantamos por la tarta de queso payoyo y helado de leche fresca. Una cheesecake con un interior liquido muy goloso y adictivo fuera de las aburridas y trasnochadas porciones.

Tarta de queso payoyo y helado de leche fresca.

Tarta de queso payoyo y helado de leche fresca.

Seguimos con la versión nipona de la lemon pie. Una deconstruccion a base de yuzu, merengue y alga nori, un postre fresco y con la acidez perfecta para un final de menú impecable.

Deconstruccion a base de yuzu, merengue y alga nori.

Deconstruccion a base de yuzu, merengue y alga nori.

El restaurante Yoko esta llamado a ser un referente de la cocina japonesa de esta provincia, con un producto excelente y con un Álvaro Rivera que a pesar de su juventud cuenta con gran maestría y talento.