Actualidad

El Faro reinventa el tradicional ponty de pollo en Ponty de Almadraba

Por Salva Moreno,

A pocos escapa que El Faro de Cádiz es un fiel guardián de la tradición de la gastronomía gaditana. En su barra y en su salón se degustan muchos de los clásicos de la ciudad, y ahora que la temporada del atún rojo salvaje acaba de comenzar, homenajean a uno de los bocatas tradicionales con el Ponty de Almadraba.

El chef ejecutivo de El Faro, Mario Jiménez, junto con Manolo Ojeda y Ángel Pérez, primero y segundo en su cocina, ya pensaban a principios de año en las novedades que podrían incluir para los meses del atún. “Surgió de ellos”, dice Mario, “que recordaron que el ponty es muy famoso en Cádiz, con el pollo empanado, lechuga, tomate y mayonesa. Comenzamos a hacer pruebas y nos gustó”.

El Ponty de Almadraba de El Faro de Cádiz. | Foto: El Faro.

El Ponty de Almadraba de El Faro de Cádiz. | Foto: El Faro.

Así nació el Ponty de Almadraba. “Lo hacemos con el pan de La Cremita de Dani Ramos. Con respecto al original, además de cambiar el pollo por el atún, freímos ese atún con pan rallado japonés que le da un extra de crujiente. También le añadimos un huevo y unas especies que le dan un toque de frescor, picantón, pero casi nada. Y no deja de ser un Ponty, un bocata de Cádiz“.

¿De dónde viene el ponty? Nos cuenta Mario que hablaba recientemente con Ángel Reguera. “Me decía que su padre comenzó a trabajar con Manolo Leal en la hamburguesería Saray, y que luego ya abrió el local donde ahora está La Teja. A él le gustaban mucho los pontys, unos dulces que había entonces, y decidió llamar así a ese bocata, que después se ha hecho famoso en muchas hamburgueserías de Cádiz”.

Guiños gaditanos

Viendo las fotos del Ponty de Almadraba uno se imagina con ese bocata entre las manos, y es que como dice el chef ejecutivo de El Faro, también es un homenaje a todo lo que nos gusta comer con las manos en Cádiz, como las tortillitas de camarones. Siempre intentamos mirar a Cádiz con un toque, vamos a decir picantón, viajero. Y si las historias vienen directamente de Cádiz, mejor aún”.

Mario con el jefe de cocina, Manol Ojeda, y ,,,,, | Foto: Antonio Vázquez.

De izquierda a derecha, Ángel Pérez, Mario Jiménez y Manolo Ojeda. | Foto: Antonio Vázquez.

“Nuestra carta”, añade, “son guiños a Cádiz, y queremos que ese Ponty de Almadraba te recuerde a un bocata de toda la vida. Está hecho para disfrutar, para mancharte hasta los codos con la yema de huevo y rechupetear los dedos. Seguimos así con nuestra línea, como en el menú Cádiz al Cuadrado, haciendo guiños más que nunca al gaditano, empezando por las papas aliñás y terminando con ese postre de avellana y amontillado de Primitivo Collantes. Y estamos contentos porque a pesar de que las aguas están revueltas y el mar no nos da tregua, seguimos navegando“.