Actualidad

Mantúa y Casa Balbino, vencedores en los I Premios Entremesas

Por Salva Moreno,

El restaurante Mantúa de Jerez y Casa Balbino de Sanlúcar de Barrameda, han visto reconocido su trabajo de sala en los I Premios Entremesas, organizados por ABC Sevilla y Gurmé. El estrella Michelín de Israel Ramos recibió el premio a la Mejor Atención en Restaurante Tradicional, mientras que el histórico establecimiento sanluqueño obtuvo el de Mejor Atención en Barra.

Estos pioneros premios, que cuentan con el patrocinio de la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía, quieren reconocer a los restaurantes que prestan una especial atención al servicio de sus clientes y a los profesionales que lo llevan a cabo, algo que durante décadas apenas se ha tenido en cuenta, eclipsados por la cocina.

Mantúa ha sido el ganador de los Premios Entremesas en la categoría de Mejor Atención Restaurante Tradicional.

Israel Ramos y su restaurante Mantúa recibió su premio de manos del director de ABC Sevilla, Álvaro Ybarra, en una categoría en la que competía con Messina, de Marbella, y El Envero de Córdoba. Por parte de Casa Balbino recogieron el galardón las hermanas Izquierdo, Isabel y María Dolores. El encargado de entregarlo fue el viceconsejero de Turismo, Alejandro Cardenete. En esta categoría también optaban a premio el Bar FM de Granada, Azabache, de Huelva,  y Eslava, de Sevilla.

Casa Balbino, Mejor Atención en Barra de los Premios Entremesas.

El presidente del jurado, Carlos Mateos, editor de Gurmé Málaga, dijo en su intervención que decir que “la sala y el servicio de un restaurante son parte esencial del mismo puede resultar una obviedad, aunque durante demasiado tiempo hayan quedado eclipsados por el prestigio y la notoriedad, ganada a pulso, que conste, que las cocinas andaluzas han alcanzado en los últimos años”. Junto a Mateos, formaban parte del jurado Enrique Pérez, editor de Gurmé Cádiz, y Manuel Salinero.

Durante la gala, intervino de manera telemática Juan Ruiz Henestrosa, todo un referente como jefe de sala y sumiller que tras muchos años en el Restaurante Aponiente ha iniciado su proyecto personal, Little John, en Rota. Juan dijo que “este está siendo un año difícil para todos y está tambaleando todos nuestros cimientos pero hay que quedarse con lo bueno y pensar que todo esto nos va a ayudar a madurar y a ser más fuertes”. Además, aseguró que es el momento de darle a la sala la importancia que merece: “Después de la distancia social van a estar al alza la calidez, el trato humano, el mimo y el afecto con que se reciba al comensal, todo eso va a tener más valor que nunca y es el momento de apostar por un servicio de más calidad”.

Imagen de grupo con los vencedores en los I Premios Entremesas.

Imagen de grupo con los vencedores en los I Premios Entremesas.

Además de las categorías en las que vencieron los representantes gaditanos, había otras tres. En Mejor Atención Restaurante Moderno, el ganador fue Bagá, el restaurante de Pedro Sánchez en Jaén. Como mejor jefe de sala fue premiado Serge Sudre, de El Jardín de Lutz, en Casares (Málaga); y como mejor sumiller, Rodrigo González, de Leña, en Málaga.