Actualidad

Las ortiguillas entran en periodo de veda y los pescadores piden precaución

Por Salva Moreno,

Con el comienzo del año se inicia también la veda para la regeneración de las ortiguillas, que concluirá el 28 de febrero. El erizo de mar, por su parte, mantiene todos sus caladeros cerrados en Andalucía, advierte José Pérez, pescador con licencia para capturar ambas especies y miembro de la asociación que agrupa a los profesionales acreditados del sector.

Por ello, Pérez pide precaución con los productos que nos ofrezcan durante estas fechas en mercados, bares y restaurantes. “Cualquier erizo que compren en los puestos ambulantes son erizos ilegales sin ningún tipo de trazabilidad. Salvo el día de la erizada, en el que la peña El Erizo, en colaboración con el Ayuntamiento de Cádiz, comprará erizos de Galicia o de donde esté el caladero abierto, el resto de semanas previas al carnaval, los erizos que se están vendiendo en Cádiz carecen completamente de trazabilidad, de control por parte de la Junta y de control biológico. Pueden acarrear grandes problemas para quien los consuma”, afirma.

Las ortiguillas fritas, listas para consumir.

Las ortiguillas fritas, listas para consumir.

Respecto a las ortiguillas, José Pérez recomienda “ser exigentes en los bares que las sirvan. Pidan documentación y etiquetado. No se dejen llevar por eso de que son de Cádiz o de Andalucía. Las ortigas frescas que se estén comercializando actualmente en Andalucía no son de aquí. Y si las tienen precocinadas, pidan también toda la documentación antes de consumirla”.

Cambios en la página web

José Pérez tiene licencia para recolectar ortiguillas, anémonas y erizos. En una entrevista con Gurmé Cádiz, reconocía que Cádiz tiene la fama de las ortiguillas, “pero el alga invasora ha esquilmado por completo el hábitat de la ortiguilla en las cercanías del Estrecho de Gibraltar. Cádiz tiene la fama porque en los años en que me inicié había muchas, pero con las licencias y las restricciones subió el precio, y gran parte de los hosteleros no están dispuestos a pagar lo que vale una ortiguilla de aquí. Prefiere pagar menos y traer del norte, de inferior calidad, porque sabe que la gente va a seguir viniendo. Las ortiguillas de aquí se las comen cuatro gatos que no son de Cádiz, sí se venden algunas pero contadas”.

A través de su página web, Pérez vende sus productos a toda España. Una página que ha cambiado su dominio recientemente y a la que pueden acceder a través de este enlace, siendo ahora .es cuando antes era .com.