Actualidad

La Curiosidad de Mauro vuelve el 23 de junio con novedades

Por Salva Moreno,

Mauro Barreiro ya ha puesto fecha para su restaurante La Curiosidad de Mauro, en la calle Veedor de Cádiz. El día elegido es el 23 de junio, cuando abrirá de nuevo sus puertas con un interior reformado y una cocina también repleta de novedades. Reconoce Mauro que el parón le ha venido bien “porque necesitaba parar después de tantos años a tope, valorar el restaurante desde otra perspectiva y volver a divertirme con lo que hago”.

Así, el arranque será con “casi todo nuevo. Una pequeña carta de unos 15 platos y dos menús. Uno enfocado a la gente que quiere probar varias cosas de nuestra carta con dos aperitivos, cuatro medios platos y el postre. Este será rotativo. Luego habrá otro enfocado a nuestro público gastronómico y que ya casi tengo definido, al precio de 60€. Será un recorrido gastronómico por los productos de la provincia de Cádiz con alguna influencia de Andalucía, pero con mucho producto y terroir de aquí con técnicas actuales”.

Mauro Barreiro, durante su intervención en Madrid Fusión.

Mauro Barreiro, en imagen de archivo durante su intervención en Madrid Fusión 2020.

Entre los platos nuevos, Mauro comenta algunos como el tartar de atún con tomatillo verde, jalapeños y pepino, el tarantelo glaseado con cremoso de cebolla asada, gazpachuelo especiado, y el galete con jugo de rabo de toro, puré de raíz de apio, judía verde y emulsión de albahaca.

Además, introduce un personal homenaje al río Majaceite. “Son como unos cantos rodados de foie de pato al palo cortado. Allí en el río Majaceite hay un sitio en el que en cierta época del año, al caer el agua, se forma una neblina, y a mí me parece uno de los sitios más bonitos de la provincia. Al plato también le pongo una gelatina de miel de pinsapo y unas hojitas relacionadas con plantas que se encuentran allí. Elegí el foie porque hacía tiempo que no lo tenía en carta, y es un producto que, como el chocolate, combina con muchas cosas y es muy maleable”.

El interior de La Curiosidad de Mauro también ha sido objeto de algunas reformas: “como la barra no la podemos usar, en su lugar hemos puesto unas mesas, también en los huecos de las ventanas que dan a la calle”. Dice Mauro que “queremos que sea una cocina y un servicio muy personalizado, más cercano, que nos permita contar mejor lo que queremos y divertirnos como hacíamos en Puerto Real”.

El aforo de La Curiosidad de Mauro queda ahora en 30 comensales. Abrirá tanto para almuerzos como para cenas permaneciendo cerrado el domingo y el lunes a mediodía.