Actualidad

El coronavirus provoca el cierre temporal de muchos restaurantes

Por Salva Moreno,

La situación que se vive en todo el país por la expansión del coronavirus, con el anuncio de la declaración del estado de alarma mañana, ha provocado que numerosos restaurantes de la provincia de Cádiz hayan decidido su cierre temporal. El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, incluso ha pedido a los bares, restaurantes y otros establecimientos que cierren por precaución, ya que el gobierno andaluz no tiene potestad para ordenarlo. 

En cualquier caso, han sido muchos los restaurantes que han decidido echar el cierre temporal en beneficio de todos. Así, el tres estrella Michelin Aponiente, retrasa sine die su apertura de temporada, mientras que LÚ Cocina y Alma y Mantúa también han anunciado que van a cesar en su actividad hasta que la situación mejore.

La sala del Restaurante Mantúa de Jerez.

La sala del Restaurante Mantúa de Jerez, uno de los que cierra por el coronavirus.

Las redes sociales se han visto hoy inundadas de mensajes. Días atrás, muchos de ellos decían que estaban tomando las medidas necesarias para poder abrir con seguridad. Pero hoy han sido mayoría los que han decidido cerrar. Tal ha sido el caso de Bocinegro Tabanco Marino, en Conil, que precisamente hoy inauguraba temporada.

El gerente del Grupo Arsenio, Raúl Cueto, dice que “cerramos. Se trata de una medida drástica pero somos conscientes de que es necesaria para proteger la salud de los clientes y los empleados de los restaurantes”. Cueto explica que “la ocupación de las mesas ha caído brutalmente y, además, el 80% de ellas estaban ocupadas por personas foráneas que no son de Cádiz y que en su mayoría provienen de Madrid”.

Musalima es otro de los restaurantes que cierra por el coronavirus.

Por ello, se ha tomado la decisión de cerrar los restaurante del Grupo Arsenio y Musalima. Cueto asegura que la medida se ha tomado por consenso con la gerencia y los empleados y que en principio, la suspensión de actividad está prevista para una semana. La decisión queda abierta a los cambios que se vayan produciendo por lo variable del escenario. “Estamos viendo comportamientos que nos ponen en peligro a todos. Hay una larga serie de personas que se han tomado la cuarentena como unas vacaciones en la costa de Cádiz. Es una irresponsabilidad”.

El Faro de Cádiz, El Espejo en Sanlúcar, La Carboná en Jerez, Viú Espacio Gastronómico y Variopinto en Barbate, La Atalaya de María en Conil, y el 4 Estaciones en Vejer, son algunos de los muchos de los restaurantes que han antepuesto el interés general al beneficio propio.

Además, la crisis provocada por el coronavirus también ha provocado la suspensión de muchas actividades, como el concurso gastronómico Chef Sierra de Cádiz.