Actualidad

Abre Candilazo, típicas tapas gaditanas con vistas al Atlántico

Por Salva Moreno,

Frente a la playa de Santa María del Mar de Cádiz, en la plaza de la Almudaina, acaba de inaugurarse Candilazo, un proyecto con Xenia Casanova en la gestión, Jesús Barón en la sala y Nicolás Lucero en la cocina. Los dos primeros tenían la idea de lanzarse a emprender en hostelería, le contaron sus intenciones a Nicolás, que andaba por Londres, y se volvió para Cádiz sin pensarlo.

Los socios y empleados de Candilazo poco antes de la apertura.

La Real Academia de la Lengua define al candilazo como un arrebol crepuscular, ese color especial que adquiere el cielo cuando el sol se retira. “Queríamos buscar un nombre que tuviera un sentido para este local, y desde aquí se pueden disfrutar muchos candilazos”, comenta Xenia.

La carta tiene mucho que ver con la experiencia familiar de Nicolás, cuyo padre, Salvador, estaba en el restaurante Bahía, y uno de sus primos llevaba El Lucero del Muelle. Xenia afirma que “tenemos tapas y raciones, pero sobre todo muchas tapas. Es un local con cocina típica gaditana aunque incorporamos alguna innovación. La idea es que se llegue a la hora del aperitivo y cerremos con una copa tras la cena”. Para la carta de vinos contaron con el asesoramiento de Eva Espinosa, del Grupo Merino, que ha incluido referencias de Cádiz y de otras denominaciones nacionales.

Las albóndigas de Candilazo.

Casanova también aclara que la carta, en este primer momento, es algo más reducida de lo que será finalmente. “Queremos hacernos un poco a la cocina y poco a poco ir añadiendo. Los productos serán de mercado, Nicolás comprará cada mañana y dependiendo de lo que haya podrá hacer los fuera de carta. También preguntaremos a los clientes cuáles son las tapas que más le van gustando porque queremos adaptarnos a ellos y no al revés. En invierno también nos gustaría hacer jornadas gastronómicas de productos de temporada como, por ejemplo, las setas”.

Otro de los platos del nuevo local frente a la playa de Santa María del Mar.

La carta comienza con lo que ellos denominan ‘Las Tapitas de Siempre’, como la ensaladilla rusa con atún, albóndigas de atún en salsa toro, los huevos pa rompé, croquetas de camarones, higaditos de pollo o solomillito de atún a la plancha. El pescaíto frito también tendrá su sitio con los boquerones, chocos, puntillitas, cazón en adobo y las tortillitas de camarones. Carnes ibéricas, como el secreto y el lagarto, la presa ibérica al horno, chacinas, quesos y montaditos preceden a los postres y a las copas.

Las tortillitas de camarones también estarán en la carta.

Las tortillitas de camarones también estarán en la carta.

De momento, Candilazo contará con tres mesas en terraza, pero una vez que se amplíe tendrán alrededor de la quincena. En el interior del local hay espacio para otras ocho mesas cumpliendo con las exigencias del Covid-19, al igual que en las medidas higiénico sanitarias que se han tomado. También ofrecen la posibilidad de hacer pequeñas celebraciones, teniendo además en mente poner en marcha más adelante un servicio de catering externo.

Para las reservas, llamar al teléfono 956 32 98 08 o al correo electrónico reservas@candilazo.com