Un productor de queso ecológico de la colmena de Torrelodones (Madrid)
Un productor de queso ecológico de la colmena de Torrelodones (Madrid)
CONSUMO ECOLÓGICO

Las Colmenas recuperan los sabores de antaño

Una experiencia importada de Francia que pone en contacto al consumidor y al pequeño productor sin necesidad de intermediarios

MADRIDActualizado:

Cada vez más personas reclaman volver a sentir los gustos de los alimentos. Saborear un buen tomate o poder distinguir varios tipos de miel según las flores en las que está recogido el polen. La globalización ha traído muchas cosas buenas, pero en alimentación se han perdido otras tantas. Para paliar estas carencias han aparecido las Colmenas, pero... ¿En qué consisten?

En palabras de Anna García, responsable de comunicación de Las Colmenas en España, «se trata de una iniciativa de consumo local. Ponemos en contacto productores con consumidores de proximidad».

La idea nace en Francia, donde está teniendo mucho éxito, y en junio de 2014 España se unió al proyecto. La dinámica es muy sencilla. El consumidor se adhiere hasta a tres colmenas en las que puede hacer pedidos. No hay obligación de comprar cada semana. Cuando se quiere hacer un pedido, se realiza por la web. Hasta el pago queda hecho y posteriormente en los mercadillos semanales de proximidad se va a recoger los productos.

La finalidad es, según Anna, «conectar consumidores con productores de proximidad mediante varias actividades lúdicas, de ocio y saludables» y, añade con entusiasmo, «se trata de dar a conocer las comunidades —llamadas colmenas— en una especie de «food assamblearies» surgidas del propio barrio o comunidad, y que persiguen promover nuevas dinámicas de consumo y compra con la alimentación».

El funcionamiento lo determina la propia comunidad, primero de manera online con la compra de productos vía web y, después, en la vida real donde los consumidores van a la colmena más cercana a recoger el pedido e interactuar con los productores. En ese momento se crean mercados efímeros de relación social y consumo en lugares singulares de barrio.

Los compradores se llevan a casa productos de primera calidad.
Los compradores se llevan a casa productos de primera calidad.

Con esta iniciativa se mezcla lo mejor de cada época. Se pueden consumir productos cercanos, ecológicos y de primera calidad, pero con las facilidades que aporta el mundo digital, ya que cuando el cliente llega al mercado a recoger su pedido está preparado de antemano y pagado.

Pero que los vendedores sean pequeños productores no les exime de los mismos controles sanitarios que tienen otros productos más masivos. También cumplen todas las normas burocrática y están dados de alta en el régimen de autónomos.

Desde la asociación se orienta a los productores, se les «acompaña» en su periplo e, incluso, se les facilita soporte y formación para que puedan hacer su propia web dentro de la home de Las Colmenas. Aunque se le ayude en su trayecto no se les impone nada. Cada productor crea su propio perfil y pone sus precios según lo que considera justo.

No sólo se quiere acercar los productos locales al consumidor, también se pretende que los productores puedan vivir de ello y que hagan de sus huertos un medio solvente de negocio ya que, entre otros aspectos, se prescinde de los intermediarios. La producción se adapta al consumidor y se crea una relación.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia