El 80% de los españoles dedican al desayuno diez minutos como mucho
El 80% de los españoles dedican al desayuno diez minutos como mucho
Vida sana

¿Cómo desayunan los españoles?

Muchos no lo hacen y los que sí, ¿lo hacen adecuadamente? La mayoría come algo mientras repasa las redes sociales o lo hace alguna tarea doméstica

MADRIDActualizado:

Los desayunos que aparecen en las películas americanas muestran una estampa perfecta para comenzar el día. Una gran mesa repleta de comida elaborada y muy apetitosa: zumos de naranja recién exprimidos, leche, cereales, tostadas, huevos fritos, bacon... En el otro extremo, los otros desayunos de la gran pantalla: un café y salir corriendo hacia el trabajo en el ajetreado ambiente neoyorquino.

Pero, ¿qué parte de realidad existe en estos desayunos?, ¿Cómo son los desayunos de los españoles y, sobre todo, cómo responden al estilo de vida «todoterreno» de hoy en día? Con el objetivo de encontrar respuestas, Kaiku Sin Lactosa, la gama de lácteos ligeros y digestivos, ha realizado un estudio completo entre usuarios de redes sociales. Aquí está el resultado.

¿Qué le pedirías a un desayuno ideal?

El 49% eligen el sabor, que sea un desayuno delicioso. Un 45% demuestra que la alimentación saludable es tendencia, decantándose por algo ligero y digestivo. Pero cada vez son más recurridos los alimentos listos para tomar en cualquier momento y lugar, que entran en el pódium del desayuno ideal.

A la hora de reflejar estas preferencias en el plato, se observa que el 40% realiza un desayuno completo -café o té, tostadas y fruta- para no picar entre horas. El 33% son más clásicos y optan por una taza de leche con galletas o cereales. Y los extremos: los que desayunan sólo café o té «y poco más» son un 23%, y los que se dan un homenaje a base de embutidos y huevos un 4%.

El desayuno no se disfruta con calma

Casi el 60% simultanean el desayuno con el obligado repaso diario a las redes sociales, entre las que Whatsapp se alza como triunfadora. El 29% aprovecha para hacer otras tareas en la cocina -como preparar el tupper para comer o recoger la casa-, y el 12% se declaran fieles a la televisión.

«Desayuno sí» vs «Desayuno no»

Ganan los que sí desayunan. Aunque el estudio revela que el reloj es el peor enemigo de la primera comida del día: ir con la hora pegada antes de entrar al trabajo es el motivo del 54% de los que declaran no desayunar. La falta de hambre, el personaje secundario: a un 39% «no les entra nada» en horas tan tempranas.

Las consecuencias inmediatas para la minoría «no desayunadora»: un hambre voraz -45%-, mal humor durante el resto del día -29%-, e incluso, flojera física -21%. Los efectos de saltarse el desayuno se contraponen a las sensaciones de los que sí desayunan: más energía -51%-, mente más despierta -24%- y mejor humor -casi un 25% de mujeres reconocen ser «más simpáticas» después de haber desayunado.

De camino y a contrarreloj

El ritmo de vida está cambiando. A pesar de que el 75% realiza «el desayuno de toda la vida» y agradece hacerlo sentado o, como mínimo, en casa, hay un 24% más inquieto que aborda la primera comida del día de pie y en movimiento. «La rutina es agotadora y es importante que desde las marcas nos adaptemos a estas nuevas necesidades con productos que faciliten el día a día», explican desde Kaiku Sin Lactosa. Ya es el 10% de la población la que declara que desayuna en el trabajo, en el autobús o en el metro, reclamando productos fáciles, cómodos y preparados para consumir en el acto. Sobre todo, teniendo en cuenta el tiempo que le dedicamos al desayuno: el 62% dedican a esta actividad entre 5 y 10 minutos al día y un 17% declara ser aún más rápido, «a la velocidad del rayo».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia