Más de 15.000 niños españoles buscan familia de acogida

Miles de menores crecen a diario en residencias a la espera de un hogar de acogida donde tener una vida plena y un ambiente de estabilidad

MadridActualizado:

«La sociedad no es consciente de lo que está pasando. Más de 15.000 niños crecen en residencias, buscando una familia de acogida. A la espera de un hogar que le dé lo que todos los menores anhelan: la lectura a los pies de la cama justo antes de dormir, un beso de buenos días...». Así pone en contexto Paloma Fernández, responsable de la Asociación de Asociaciones de Familias Acogedoras de Menores (ASEAF) la situación de miles de menores en nuestro país, afirmando que «en los centros los niños se vuelven invisibles».

Fernández quiere que esta realidad se visibilice, que todos conozcan esta situación. «España debería de incorporar a la sociedad este modelo de familia (de acogida) que ejerce su solidaridad con los niños que más lo necesitan», insiste por su parte Carlos Chana, responsable de Infancia de Cruz Roja.

«Estos niños tienen derecho a crecer en familia y que les ofrezcan una protección que no han tenido junto a sus padres biológicos», continúa Chana. Afirma, además, que en nuestro país puede haber 20.000 niños en forma de acogida, pero solo siete mil están en familias ajenas (los demás están siendo cuidados por familiares).

Entre los requisitos que Fernández y Chana destacan para que una familia sea apta para acoger está la presencia de un ambiente bueno de estabilidad, espacio físico y emocional en el hogar o conocer la motivación y características de cada familia para elegir lo mejor para cada pequeño.

«La acogida no se produce de forma inmediata», prosigue Chana. De media, en Castilla y León por ejemplo, puede tardar unos tres meses. «Se tiene que informar bien a la familia, hacerle una pequeña formación y se les hará propuestas. El niño también puede decir no, será quien marque el ritmo y nunca se le podrá imponer nada».

Media Maratón Universitaria

Con el fin de dar visibilidad a esta situación y aprovechando la celebración de la XXXIX Media Maratón Universitaria (el 17 de marzo), los nombres de todos los niños aparecerán en los dorsales de los corredores. Con la posibilidad de correr 7, 14 o 21 kilómetros, cada uno elegirá, se quiere informar sobre acogimiento a través del deporte. Está prevista una nueva distancia de 2 kilómetros con el objetivo de que se puedan sumar familias.

«La gran particularidad de este año de la prueba será que el objetivo será dar visibilidad a los más de 15.000 niños que viven en residencias. Para ello el dorsal recogerá el nombre de un niño, su edad y los años que lleva en una residencia», comenta José Ignacio Fernández, director técnico de la carrera.

La prueba ofrece un total de cuatro opciones para esta iniciativa:

1. Difundir el mensaje.

2. Descargar el dorsal solidario para ser utilizado en cualquier carrera, o entrenamiento, o simplemente en el paseo dominical… en todos los rincones de España. Los fondos recaudados irán íntegramente a ASEAF, para la difusión de la realidad de más de 15.000 niños que viven en residencias.

3. Participar en la carrera para todos, y hacer 2, 7, 14 o 21 kilómetros representado a un niño

4. Hacer una donación a Cruz Roja para el programa de Acogimiento familiar.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia