INSTAGRAM
PADRES E HIJOS

El error de Ivanka Trump con su bebé

La hija del presidente norteamericano colgó en Instagram una foto suya con sus hijos que está dando que hablar

MADRIDActualizado:

Eva Gracia es la gerente de la empresa Kangarunga de venta de mochilas de porteo y es una experta en el tema. Después de ver la foto de Ivanka Trump, en la que lleva a su bebé de un año en una mochila y mirando hacia el exterior, explica por qué esta posición y el tipo de mochila son un error.

«El porteo mirando hacia fuera hace que el bebé vaya en una posición incómoda y perjudicial. Tradicionalmente está asociado, además, a “mochilas colgonas”, aquellas en las que el bebé va colgando de sus genitales, con piernas, brazos y espalda estirados. Lo que ocurre es que una marca tan prestigiosa en el mundo del porteo ergonómico como es Ergobaby está empezando a hacer guiños a este mercado de las colgonas ofreciendo una posición que saben que es perjudicial e incómoda, pero que indudablemente atrae a miles de padres que creen todo lo contrario. En lugar de seguir invirtiendo, como de hecho hacen, en difundir los beneficios del porteo ergonómico, en hacer entender a las familias y a los profesionales sanitarios que esta posición es perniciosa y, además, no tiene sentido, prefieren invertir en publicidad para querer convencernos de que ahora sí es ergonómico poner al bebé mirando hacia fuera.

Si comparamos esta Ergobaby 360 (así se llama el modelo en concreto) con una colgona tradicional, podemos observar que aquí el bebé no cuelga. Tampoco va sentado correctamente, desde luego, pero no va colgando como en una colgona tradicional. Lo ideal en el porteo ergonómico es que el bebé adopte lo que llamamos «posición de ranita» o de M, es decir, sus rodillas van flexionadas y abiertas más elevadas que el culete. Así, se permite que la cabeza del fémur encaje correctamente en el acetábulo de la cadera y ésta pueda desarrollarse de una manera óptima. Si nos fijamos en la imagen, el bebé lleva las rodillas considerablemente más bajas que el culo. Más que sentado, parece que va escurrido dentro de la mochila y parece bastante evidente, además, que los bordes del asiento ejercen presión en sus muslos. 

 Por otro lado, la posición de la espalda tampoco es correcta. Este peque va con su espalda apoyada en el pecho de la madre, dando además la sensación de que, al haberle puesto un plumas, —es decir, una prenda que abulta—, va comprimido entre su madre y el respaldo del panel. Una mochila ergonómica siempre va a permitir que la espalda del bebé tenga un soporte homogéneo, sin puntos de presión. De esta forma, la espalda permanece redondeada, en forma de «C», siempre conforme a su nivel de desarrollo psicomotor. En este caso, podemos ver que mirando hacia fuera lleva la espalda enderezada.

 No debemos olvidar tampoco la ergonomía del porteador. ¿Puede ser ergonómico atarnos al pecho una silla con un bebé sentado encima? Evidentemente no. El bebé semi-sentado hacia fuera desequilibra nuestro centro de gravedad y, además, abulta considerablemente, impidiendo que el porteador vea bien su entorno inmediato. Esta posición es incómoda para el porteador y no permite repartir el peso de manera homogénea, como sí permite una posición ergonómica.

 Por último, y no menos importante, no debemos olvidar que los bebés que son porteados ergonómicamente pueden ver a su alrededor sin problema alguno. No hay ninguna necesidad de ponerles mirando hacia fuera ya que pueden ver cuando les porteamos bien. El porteo seguro permite al bebé refugiarse en el pecho de su madre o su padre cuando se cansa de mirar alrededor. Mirando hacia fuera no puede descansar de ninguna manera, ni siquiera mantiene contacto visual con el que le lleva. La posición mirando hacia fuera somete al niño a una sobre-estimulación del todo innecesaria, de la que además no le permitimos que escape cuando lo necesite. 

 Es curioso que Ergobaby advierta, con respecto a este modelo 360, que esta posición debe usarse de forma esporádica y por periodos muy breves, reconociendo implícitamente que es una posición no recomendable. Quiero pensar que Ivanka Trump ha leído el libro de instrucciones y quizá solamente puso así al bebé para la foto. Al fin y al cabo, es común en muchos padres sentar a los bebés artificialmente para hacerse una foto en familia, volviendo inmediatamente a una posición más saludable en cuanto se toma la imagen». 

Puntualizaciones

Por otra parte Teresa Redondo matrona e instructora de porteo, puntualiza cierto aspectos de los explicados por Eva Gracia:

-La mochila 360, motivo de atención central del artículo, es una mochila ergonómica que puede utilizarse en cuatro posiciones: las tres habituales (ventral hacia el interior, cadera y espalda) y la cuarta, que permite llevar al bebe hacia delante, siendo la novedad un tanto controvertida. El por qué Ergobaby decidió ofrecer esta cuarta posibilidad, a pesar de la plena conciencia (que así queda reflejado por la limitaciones en las instrucciones y recomendaciones de uso) de que no es la posición más idónea, fue la intención de cubrir la demanda socio-familiar actual de portear mirando hacia el exterior: dado que el porteo de nuestros pequeños cada día es más frecuente, está expuesto a una mayor diversidad de gustos y preferencias y, como consecuencia, existe un grupo de familias que debe ser escuchado y considerado, ya que aun habiendo tenido la oportunidad de haber sido informados y orientados sobre cuáles son los criterios de un porteo saludable y seguro, deciden portear en la posición que efectivamente no es la más adecuada: posición ventral vertical hacia el exterior.

-Como instructora de porteo y matrona que trabaja asesorando diariamente a las familias, he comprobado tristemente que incluso dispositivos ergonómicos eran/son malempleados para llevar a sus hijos mirando hacia delante: por desconocimiento de su uso o ausencia de un dispositivo más adecuado o bien por la elección personal de querer hacerlo de esta manera, por lo que como sanitaria e instructora agradezco la actual posibilidad de disponer de una mochila posibilita esta alternativa de transporte de forma más saludable que como se ha venido haciendo.

-Será decisión personal portear en una u otra posición; nuestra función es asesorar y orientar, fomentado por encima de todo el porteo para que el mayor número posible de familias se beneficien del mismo, dadas las extensas ventajas del mismo en todas las áreas del desarrollo del bebe.

-Es importante matizar que no existe ningún dispositivo de porteo mejor que otro, aunque técnicamente si sepamos que unos son más adecuados, serán las preferencias y gustos de las familias los que ponderarán todos ellos. El propósito de Ergobaby y las instructoras de porteo al asesorar las familias debería ser proporcionar los mejores recursos necesarios, orientar e informar sobre un correcto porteo, pero desde el mayor respeto a las circunstancias y elecciones personales. Esta actitud es extensible a la mayoría de las situaciones con las que nos encontramos los profesionales de la salud en nuestro quehacer diario: mi labor se basa en cuidar y acompañar, fomentando las actitudes más saludables, sin imposiciones.

Redondo también quiere matizar algunos aspectos que no considera correctos en la exposición de Eva Gracia:

-El riesgo de sobre estimulación depende de factores tan relevantes como: edad del bebe, tiempo de acarreo y entorno. Con un año de vida, desde el desconociendo de cuánto tiempo ha sido porteado hacia delante, habiendo sido en compañía de sus hermanos mayores y en un ambiente como es el Zoo, donde se lleva a los niños a conocer y explorar porque, lejos de ser estresante, más bien supone una oportunidad de descubrir y disfrutar, en absoluto me parece que sea tan alarmante como se expresa. Es más, la interacción con el entorno que tiene un bebe a esa edad y los recursos adaptativos que ya ha desarrollado, me permiten afirmar que el empleo de esta mochila lejos de suponer un trastorno, ha facilitado que esta madre pudiera estar con sus tres hijos al mismo tiempo.

-El desarrollo básico de la columna vertebral de un bebe finaliza en torno a los 12-14 meses, cuando su espalda ya tiene formadas las curvaturas de la columna de un adulto, para posibilitarle la bipedestación. Sólo la columna vertebral de un bebe es en «forma de C5» (cifótica) los 2-3 primeros meses, edad en la que aparece la lordosis cervical, cuando consigue levantar la cabeza.

Este bebe ya tiene un año de vida, por lo que su columna, lejos de ser cifótica, ha adquirido todas sus curvaturas: el empleo de esta mochila, por tanto, no es tan perjudicial como refiere el artículo. Hemos de ser rigurosos cuando se trata de informar a las familias: en absoluto es comparable las necesidades de un bebe de 4 meses con las de un año de vida.

El material de infografia de Kangarunga informa muy correctamente sobre este desarrollo dorsal del bebe.

-Efectivamente, es necesario mantener una postura en M o ranita para que el desarrollo de la cadera también sea el adecuado, pero se omite que éste desarrollo, además de ser paralelo al de la columna y que, por tanto si a los 12 meses se han alcanzado los hitos más importantes para la columna también lo ha hecho la cadera, es a partir de los seis meses cuando el riesgo de displasia de cadera es susceptiblemente menor, dado que tanto los ligamentos y tendones que conforman la articulación como el propio hueso coxal, han madurado suficientemente.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia