«Sucederán cosas que no agraden a tu hijo, pero él puede decidir cómo reaccionar»

Anna Morató, escritora y autora de la colección de libros infantiles «De mayor quiero ser... Feliz»

MADRIDActualizado:

Anna Morató fue ejecutiva, pero hoy por hoy es, ante todo, madre de sus tres hijos y escritora de cuentos positivos, como ella misma se define en su página web. Acaba de publicar «De mayor quiero ser… Feliz», donde habla sobre seis emociones distintas y enseña a los niños cómo gestionarlas desde un punto de vista positivo. Cada una de las historias se centra en una emoción concreta: lenguaje positivo, empatía, confianza, agradecimiento, autoestima y frustración...

«Precisamente porque estos son los 6 valores que me inculcaron mis padres y que han sido claves en mi propio camino», reconoce la autora. Ella se los quería transmitir a sus hijos, y cuando fue madre empezó a formarse, recurriendo a autores como Louise Hay, Robert Holden, Wayne Dyer, Luis Castellanos, o Bernabé Tierno. «Ellos son algunos de los autores de cabecera y profesionales que me inspiran a y a los que recurro regularmente. Con esa base, trato de que mis cuentos sean divertidos y amenos, utilizando metáforas visuales y enfatizando la importancia de incorporar estos valores en nuestra rutina».

La transformación

Desde que se quedé embarazada de su primera hija, una de sus grandes inquietudes era poder transmitirle desde bien pequeñita la importancia de ser positivo en esta vida. «Sé que de mayor se enfrentará inevitablemente a momentos difíciles y que no siempre estaremos a su lado para ayudarla. No le podremos evitar ciertas situaciones, pero sí que le podemos preparar para ellas. Siempre van a ocurrir cosas que no les agraden, pero ellos pueden decidir, aunque sean pequeños, cómo reaccionar ante las cosas. De hecho una de las frases que más les repito a mis hijos es que ellos son los que deciden lo que dicen, piensan, escuchan y hacen. Esas cosas dependen únicamente de ellos, igual que la felicidad».

Ellos, los niños, «tienen mucho más poder del que se piensan. La positividad es importante, pero hay que empoderarles, es decir, que sepan que tienen mucho más poder de lo que se pueden imaginar. No podemos controlar muchas cosas que nos pasan ni personas con las que tratamos pero sí controlar cómo reaccionar, lo que hacemos: podemos dejar que no nos afecte, pedir ayuda, o calmarnos. Y por supuesto que sepan que tienen nuestro apoyo. Este es otro de los aspectos importantes que intento transmitir con mis cuentos»

Del márketing a los cuentos

Poco a poco, fue dejando su profesión, hasta convertirse en lo que es hoy. «Un día me di cuenta de que en vez de estar haciendo presentaciones de planes de marketing, de lanzamiento de nuevos productos o informando a los equipos de ventas se las estaba haciendo a mis hijos para explicarles aquello que me encontraba repitiendo infinidad de veces», recuerda.

«Resultó que funcionaba mejor cuando veían el "mensaje" que les quería trasladar plasmando en un dibujo. Entendían mejor lo que les quería explicar y, aunque tenía que seguir repitiéndoles el mensaje, había conseguido reducir notablemente las veces que tenía que hacerlo».

De esta forma fue surgiendo la idea de hacerles presentaciones y cuentos de andar por casa para intentar explicarles, por ejemplo, que después de jugar había que recoger los juguetes, o que cuando tocaba irse del parque ellos podían elegir entre estar tristes por tener que irnos o estar contentos porque volvían al día siguiente», explica Morató.

Pero, ser positivo, ¿se nace o se hace? «Para mí la respuesta válida son ambas. Es indudable que hay personas que nacen más optimistas y positivas que otras. Pero por otra parte también es algo que se puede aprender. Igual que a los niños les enseñamos a leer, escribir o sumar, también podemos y debemos enseñarles a ser felices. De hecho hay ejercicios al final de los libros y es sorprendente ver cómo los hacen niños desde muy chiquititos», asegura Morató.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia