The Ocean Plastic Book está fabricado con el plástico recogido del mar
The Ocean Plastic Book está fabricado con el plástico recogido del mar

Un cuento hecho con el plástico del mar para despertar conciencias

¿Sabemos que cada año tiramos al mar 8 millones de toneladas de plástico?

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Esas cantidades de plático no solamente contaminan el agua, también afecta muy directamente a la vida de los animales que viven en el mar. Para que este efecto no sea irreversible, lo ideal sería que educásemos a los niños en el respeto al medio ambiente y en el reciclaje… y qué mejor manera de hacerlo que promoviendo campañas como «The ocean plastic book», el primer libro infantil hecho completamente con plástico del mar reciclado.

La idea es de la organización ecologista belga «Waste Free Oceans», ellos se encargaron de «pescar» el plástico que hay en el océano y, pensando en generar el cambio desde las próximas generaciones, invitan a los niños a que no solo sientan esta problemática mediante la historia del cuento que pueden leer… sino que también lo hagan sintiendo el tacto del material con el que está hecho el libro y que sienten en sus manos. Así, bajo el título «Cómo Pippa se convirtió en la reina del océano», el cuento relata la historia de una niña que, al bajar al fondo del mar, se encuentra con animales que están atrapados en plástico. ¿Su misión? Liberarlos de estos desechos para poder nadar junto a ellos en el océano y convertirse en su heroína. El libro ya va por la segunda edición y está escrito en inglés.

¿Un día para celebrar o para concienciar?

Parece, vista la situación, que el pasado Día Mundial de los Océanos (8 de junio) debería servir más para lo segundo (concienciar) que para lo primero… y más si tenemos en cuenta que cada año vertemos a las aguas de mares y océanos, entre 8 y 12 toneladas de plásticos. O, dicho con otras palabras: un 80% de la basura marina esté compuesta por plásticos. Estos datos los aporta Santi Mier, antiguo directivo de Danone y hoy CEO de «Ocean 52», una empresa que, además de dedicar el 52% de sus beneficios a la protección del océano «con ese dinero apoyamos proyectos de protección y concienciación ambiental» ha decidido envasar el agua mineral que comercializa en recipientes de aluminio «creemos que esta decisión tiene dos ventajas. Por una parte, ofrecemos a nuestros clientes un envase que pueden reutilizar. Además, el aluminio es un elemento totalmente reciclable, hasta el punto de que el 75% del producido por la humanidad, desde sus orígenes hasta ahora, sigue en uso».

La importancia de reciclar

Como experto en gran consumo, Santi Mier considera de vital importancia «que la sociedad en general, y las empresas en particular, apuesten por la regla de las tres erres: reducir, reciclar y reutilizar. Debemos tomar conciencia de que los recursos con los que contamos son escasos, por lo que es labor de toda la sociedad tener hábitos de consumo responsables». La regla de las tres erres, a la que se refiere el CEO de Ocean 52, no es nueva. En realidad, surgió en los años 80 del pasado siglo y fue popularizada por Greenpeace. Como explica Celia Ojeda, responsable del programa de consumo de Greenpeace España «la regla de las tres erres no es ni más ni menos que una sencilla regla para el cuidado del medio ambiente, pues va encaminada a desarrollar hábitos generales, y de consumo, responsables».

El aluminio y la economía circular

Reducir, reusar y reciclar para funcionar igual que la naturaleza. Esta es la regla de las tres erres en la que se basa la Economía Circular, la búsqueda de una economía sostenible que se aleje de la tradicional economía lineal basada en producir, usar y tirar. Y en todo este proceso, materiales como el aluminio han demostrado tener un rol esencial. Coach y formadora especializada en Biotecnología y Medio Ambiente, Alexandra Farbiarz explica que el aluminio es un material muy demandado actualmente y fácilmente reciclable sin que por ello pierda propiedades. Farbiarz subraya su argumentación señalando que «reciclar aluminio desechado requiere solamente el 5% de la energía que se consumiría para producir aluminio de la mina».

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia