Los hombres más extravagantes de los Oscar

Los invitados a los Oscars dejan poco a poco el clásico esmoquin estándar, para aventurarse en la alfombra roja con atuendos que den que hablar, a veces ridículos y en otras ocasiones cuanto menos curiosos. Se abandona la pajarita en algunos casos, mientras que en otros se escoge un esmoquin ajustado. Otros incluso llevan gorro o sombrero y los más atrevidos, una falda. Ese fue el caso del actor Billy Porter, conocido por su participación en la serie Pose de HBO, que escogió un diseño de esmoquin con falda de vuelo en terciopelo negro de Christian Siriano. Imbatible, en todos los sentidos