Kiko Rivera, durante su intervención en el espacio presentado por Emmma García
Kiko Rivera, durante su intervención en el espacio presentado por Emmma García

«Viva la vida»El drama de Kiko Rivera tras perder 40 kilos

El hijo de Isabel Pantoja acude al plató de Telecinco para presentar su nuevo single, «Mentirosa», y hablar de los problemas que ha tenido este último año

Actualizado:

Kiko Rivera no ha pasado un buen año. Fue el pasado mes de mayo cuando el hijo de Isabel Pantoja anunció que se retiraba de los escenarios por un tiempo, motivo que le llevó a cancelar varios conciertos ya programados, debido a la depresión que padecía. Esta enfermedad se unía a una larga lista de problemas de salud, derivados muchos de ellos en sus ya antiguos hábitos.

A sus 34 años, el hijo de la tonadillera sufre de gota, una afección que nunca ha ocultado y que se llegó a colar en el prime time televisivo durante su paso por «Supervivientes». El DJ abandonó la isla y el concurso por culpa de esta artritis, derivada de la acumulación de ácido úrico en el cuerpo. La implantación de la banda gástrica también le ha causado varios problemas al DJ.

Así lo ha contado en el programa de Emma García «Viva la vida», en el que el hijo de Isabel Pantoja ha narrado su drama con la depresión derivado de sus problemas de peso. «He pasado por una depresión en la que lo he pasado muy mal. Me operé, perdí 40 kilos en ocho meses y me dejó la cabeza destrozada porque yo quería comer y no podía, tenía hambre. Eso junto con un cúmulo de cosas personales me dejó K.O.», explicaba en el espacio de Telecinco.

Pese a los malos momentos que ha atravesado, Kiko Rivera asegura estar ahora en uno de los mejores momentos de su vida, tanto sentimental como familiarmente. «Tengo a mi lado a mis amigos, a mi mujer, a mis hijos... Estoy, si no en el mejor momento de mi vida, sí en uno de los mejores», aseguraba.

Está muy centrado en su carrera e intenta hacer oídos sordos a todas las noticias que salen publicadas sobre su familia prácticamente a diario. En parte por culpa de su hermana Chabelita, que no deja de copar titulares por sus aventuras y desventuras.