Nati Mistral
Nati Mistral - Gtres

A la venta lo más personal de Nati Mistral

Sus herederos han optado por la joyería «Cuevas y Molina» para venden sus recuerdos, algunos de los cuales se destinarán a la causa de Mensajeros de la Paz

MadridActualizado:

El pasado agosto fallecía en Madrid la artista Nati Mistral. A sus 88 años, los últimos meses de vida decidió vivirlos en la intimidad en una residencia especializada tras sufrir un derrame cerebral apenas diez meses antes de su fallecimiento. Una decisión para alejarse de las cámaras y sin que nadie que pudiera comentar su estado físico. Celosa de lo que consideraba era muy suyo, Nati fue genio y figura hasta que llegó el fatal día del que ya nunca se recuperó.

ABC
ABC

Toda su vida tuvo una memoria impresionante hasta su dolencia cerebral. Con una lengua de lo más mordaz y mordiente que tan pronto recitaba sin saltarse un verso a Federico García Lorca como describía a Pablo Iglesias como «el chico que hace fotocopias en una imprenta» a Pedro Sánchez «un peluquero de señoras» a la alcaldesa Manuela Carmena «una mujer muy mal peinada» o vaticinaba apenas un año antes de su pérdida que «no quiero que nadie me cuide, el día que me muera ya me encontrará mi sobrino», lo que Nati tal vez supondría es que tras su marcha sus herederos (varios sobrinos) decidieran sacar a la venta sus pertenencias y, al igual que los descendientes de otras artistas, han optado por la joyería «Cuevas y Molina» para venden sus recuerdos, algunos de los cuales se destinarán a la causa de Mensajeros de la Paz, del padre Ángel, con quien colaboran los propietarios de este negocio.

ABC
ABC

Por una parte están a la venta las joyas de la actriz y cantante que no tienen comparación con la de otras figuras como la célebre Sara Montiel, pero sí el hecho de haber pertenecido a una artista tan conocida. De esas piezas lo más destacable es un brazalete de oro y piedras o la colección de mantones de manila que ya ha comprado un coleccionista. «Hay una parte de su legado que lo vamos a destinar a la causa del Padre Ángel con quien colaboramos muchas veces. El abanico de precios es muy amplio, va desde los 20 euros hasta los 300. Son artículos más personales de Nati, fotografías en estudio, vestidos que tenía en su guardarropa de grandes diseñadores del momento como fue Pedro Rodríguez o discos y figuras decorativas», explica uno de los socios de «Cuevas y Molina» que también conoció a Nati pero no mantuvo tanta amistad como sí fue el caso de Marujita Díaz cuyos bienes también vendieron en su tienda.

ABC
ABC