Sofía Suescun
Sofía Suescun - Instagram

Sofía Suescun, pillada al intentar devolver una falda que lució durante un debate de «GH VIP»

Sorprende que la televisiva jamás repite de modelito cada vez que pisa un plató de televisión

MadridActualizado:

Sofía Suescun está acostumbrada a ser el centro de todas las polémicas. No hay duda de que la joven se ha convertido en uno de los personajes del corazón del momento desde su victoria en el reality «Gran Hermano 16» y «Supervivientes». Sus numerosas romances con famosos futbolistas y músicos y sus infidelidades a Alejandro Albalá la han situado desde el primer momento en el ojo del huracán.

Gracias a sus cientos de seguidores, la exconcursante se ha convertido en toda una influencer. La televisiva acostumbra a etiquetar en sus fotografías a las marcas que viste como forma de publicidad. Una imagen vale más que mil palabras, pero en los tiempos de internet y las redes sociales también algunos fajos de billetes. Y si no que se lo digan a Instagram, que ha pasado de ser una mera red de fotografía a ser foco de atención en campañas de publicidad. Personas famosas, celebridades y usuarios considerados «influencers» han encontrado un filón (económico) en los últimos años para obtener dádivas y pago en especies por el simple hecho de dar a conocer entre sus miles de seguidores un producto a través de sus perfiles, aunque gran parte de las ocasiones el usuario receptor del mensaje desconoce que se trata de un contenido patrocinado.

Instagram
- Instagram

Su imparable éxito ha permitido que la navarra se siente cada noche en los sillones de los debates de la nueva edición de «Gran Hermano VIP 6», desde donde aporta su opinión sobre los concursantes. Sorprende que jamás repite de modelito cada vez que pisa un plató de televisión, lo que hace suponer que la ropa es prestada o que tiene un armario como el de Victoria Beckham. Sin embargo la realidad se aleja mucho de estas suposiciones pues la exconcursante fue «pillada» hace unos días intentando devolver una falda usada en una tienda.

Así lo cuenta la web «Cotilleo», desde donde aseguran que la joven compró una falda de lentejuelas de la firma Guess por 99.99 euros y tras lucirla ante casi tres millones de espectadores, pretendió devolverla a la tienda. Ante la evidencia de los hechos, los dependientes le explicaron que no podía devolver una prenda usada, un hecho que ella negaba rotundamente y cada vez más agresiva junto al mostrador. Finalmente la ganadora de «Supervivientes» logró que le extendieran un ticket regalo con el mismo valor para gastárlo en la tienda. Sin embargo cabe destacar que esta no es la primera famosa «pillada» por intentar devolver ropa usada.