Michelle Avila y Christian Kent
Michelle Avila y Christian Kent - REDES SOCIALES

El secreto que podrían ocultar los «Romeo y Julieta» del surf que murieron abrazados en una cama

Su fallecimiento ha supuesto un duro revés para las familias de Michelle Avila y Christian Kent, pues nadie esperaba este triste final

Actualizado:

El mundo del surf llora el repentino fallecimiento de Michelle Avila (23 años) y Christian Kent (20 años), una mediática pareja de deportistas y modelos del condado de Orange, California. Ambos fueron encontrados por la madre de la joven tendidos sobre una cama y abrazados. El día anterior estuvieron en una fiesta en casa de un amigo de la que regresaron entrada la noche.

Nadie se podía imaginar que a la mañana siguiente iban a ser hallados muertos sobre una cama. Después de que su madre, Adriana Avila, regresase a casa del trabajo sobre las cuatro de la tarde fue directa a la habitación de su hija para ver cómo estaba y fue cuando los encontró.

Según fuentes policiales y los propios familiares de la joven, se cree que podría tratarse de una sobredosis, concretamente podrían haber consumido opiáceos. La demanda de estas sustancias ha crecido exponencialmente en los últimos años y su muerte ha puesto de manifiesto el problema existente en Estados Unidos, en donde cada día mueren 200 estudiantes, según datos ofrecidos por la DEA (Administración para el Control de Drogas). De momento no se ha confirmado las hipótesis, pues los informes de toxicología aún tardarán unos meses en arrojar luz a la muerte de Avila y Kent.

Ver esta publicación en Instagram

Just hangin out wearin @sabre_eyewear 🌴with @kentdothat || shot by @madisonxhooper

Una publicación compartida de Michelle △ Avila (@_michelleavila_) el

Formaban una pareja perfecta: ambos rubios y guapos, amantes del la moda y el surf. Como el padre de Avila, Paulo, declaró tras el fallecimiento, eran apodados los «Romeo y Julieta». «Eran dos chicos hermosos. Eran como Romeo y Julieta. Murieron abrazándose el uno al otro. No entiendo que ha podido ocurrir», dijo a la publicación «Coast Report Online». Lo suyo fue amor a primera vista. «Recuerdo el día en que entraste en mi trabajo, me sonreíste con esos ojos y me pediste mi número. Me encontraste justo en el momento adecuado. Es una locura cómo dos almas pueden conectarse tan profunda y rápidamente», escribía en una de las publicaciones de su Instagram la propia Avila.

Estaban planeando estudiar juntos en la Universidad Estatal de California en Long Beach después de la primavera. Ella quería dedicarse por completo a la comunicación, su sueño. «Le encantaba escribir, le encantaba escribir, le encantaba el habla. Era un alma vieja. Siempre con su café, sus escritos, sus poemas, sus cuadros y sus palabras», explicaba su madre.

Ver esta publicación en Instagram

Missing those summer days with @kentdothat ♥️💋 35 mm shot taken by @madisonxhooper

Una publicación compartida de Michelle △ Avila (@_michelleavila_) el