Penn y Madonna, con dos de los hijos de la cantante: David y Mercy
Penn y Madonna, con dos de los hijos de la cantante: David y Mercy - AFP

Sean Penn, acompañado por Madonna, recauda siete millones de dólares para su organización benéfica

Un día después de que se conociera su encuentro con el narcotraficante mexicano «El Chapo» Guzmán, el actor y director reunió a amigos y famosos en su gala en apoyo a Haití

Actualizado:

Sean Penncelebró, como ya viene siendo habitual, su gala benéfica en el hotel Montage de Beverly Hills. Al igual que el pasado año, Penn organizó una cena y una subasta para recaudar fondos a favor de su organización J/P Haitian Relief, que proporciona ayuda a Haití con objeto de paliar las devastadoras consecuencias del terremoto de 2010. Allí se dieron cita actores, cantantes y políticos, amigos y conocidos de Penn con una buena causa que defender y mucho dinero que desembolsar. Entre otros, se vio a Pamela Anderson, Lana del Rey, Kyle MacLachlan y Justin Bieber, quien posó con la ministra francesa de Medio Ambiente, Ségolène Royal. Bill Clinton fue otro de los asistentes.

La gran diferencia entre este y el pasado año ha sido la mujer que acompañó al actor a la gala: si en el 2015 Penn llegaba de la mano de su prometida, la actriz sudafricana Charlize Theron, en esta ocasión lo hacía en compañía de su primera exmujer, Madonna.

No cabe duda de que el actor y director da una de cal y otra de arena: tras la polémica desatada por entrevistar en secreto para la revista «Rolling Stone» al narcotraficante «El Chapo» Guzmán, desafiando a las autoridades mexicana y norteamericanas, ha conseguido reunir a un buen número de celebridades para publicitar su proyecto solidario.

Bajo el nombre «Sean Penn y amigos Ayudan a Haití», la gala consiguió recaudar la impresionante suma de siete millones de dólares. Antes de la subasta Penn subió al estrado y contó la historia de un joven de quince años que murió en el país caribeño por falta de asistencia medica. «¿Quién tiene la culpa de su muerte? No podemos depender de los gobiernos, nosotros tenemos que ayudar ahora. Utilicemos el dinero para detener a aquellos que se cuelgan bombas en el cuerpo y matan a otras personas».

Político hasta la medula, Sean Penn no quiso hablar del Chapo durante la velada. «No puedo», se limitaba a contestar cuando alguno de los asistentes se atrevió a cuestionar su entrevista para la revista «Rolling Stone en la jungla chiapaneca.