Alfonso Diez y Carlos Fitz-James Stuart, ayer a su llegada a la iglesia en la que se oficiaba el responso
Alfonso Diez y Carlos Fitz-James Stuart, ayer a su llegada a la iglesia en la que se oficiaba el responso

El reencuentro de Alfonso Diez y los hijos de Cayetana de Alba

Sólo tres hijos de la duquesa fallecida pudieron acudir a la misa de aniversario

SEVILLA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Fue una ceremonia marcada por el recuerdo y las ausencias. La Iglesia de la Hermandad de los Gitanos de Sevilla acogió ayer el funeral por Cayetana Fitz-James Stuart en el primer aniversario de su muerte, un acto religioso al que no pudieron acudir tres de sus seis hijos debido a razones de fuerza mayor.

El funeral sirvió para el reencuentro entre el viudo de la duquesa, Alfonso Diez, y los hijos de su esposa fallecida después de que circulasen rumores sobre un distanciamiento familiar. Ambas partes se esforzaron por ofrecer una imagen cordial, y de hecho el propio Alfonso llegó a la iglesia junto a Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, actual duque de Alba y organizador de la ceremonia. De cualquier forma, se impidió a los periodistas acceder al templo, evitando un escrutinio pormenorizado de gestos y miradas entre los familiares de Cayetana.

Alfonso, empero, solo pudo verse con tres de los hijos de la duquesa. Estuvieron ausentes Cayetano, quien se recupera en la Clínica La Luz de Madrid de la intervención quirúrgica a la que se sometió por una oclusión intestinal; Eugenia, que está de viaje en EE.UU. por compromisos laborales con la firma Tous, y Jacobo, al parecer aquejado de una indisposición de última hora, aunque sí asistió su hijo Jacobo acompañado de su mujer, Asela.

Por el contrario, en el Santuario del Valle, donde están depositadas la mayor parte de las cenizas de Cayetana Fitz-James Stuart, estuvieron presentes el primogénito, Carlos, y sus hermanos Fernando y Alfonso.

Alfonso Diez, por su parte, se desplazó para la ocasión desde Sanlúcar de Barrameda, donde comparte residencia con el piso que tiene en Madrid. El duque viudo de Alba estuvo acompañado de numerosos amigos, destacando Curro Romero y su mujer, Carmen Tello, así como el escritor y columnista de ABC Antonio Burgos con su esposa, Isabel Herce. Ambos matrimonios eran amigos íntimos de la pareja en vida de la duquesa, y actualmente mantienen una estrecha relación con Alfonso Diez. También han acudido otros amigos de la duquesa como Mercedes Vázquez Silva, hija del diestro Pepe Luis Vázquez; José Luis Medina del Corral, de Vitorio & Lucchino, o el doctor Francisco Trujillo, quien operó a Cayetana de hidrocefalia en 2009, permitiéndole una notable mejora de su calidad de vida hasta su fallecimiento. Asimismo también acudió el exalcalde de Sevilla Juan Ignacio Zoido. La ceremonia fue oficiada por el sacerdote Ignacio Jiménez Sánchez-Dalp y motivó que numerosos vecinos de la zona se apostaran junto al templo para seguir la llegada de los asistentes a la ceremonia, aunque en un ambiente de sumo respeto.

La conmemoración del primer aniversario del fallecimiento de la duquesa de Alba se produce sin que se haya cerrado el reparto de su herencia. Aunque la mayor parte del legado se repartió entre sus hijos en vida para permitir la boda de Cayetana con Alfonso, aún está pendiente el futuro de algunos bienes personales, incluyendo unos cuadros valorados en 18 millones de euros.