Madonna
Madonna - YouTube

Una modelo acusa a Madonna de acoso

Amanda Cazalet aparece en el vídeo de «Justify My Love» besando a la cantante y asegura que estuvo recibiendo cartas de amor desde ese momento

MadridActualizado:

Amanda Cazalet fue una conocida modelo en los 90, musa del diseñador Jean Paul Gaultier. Fue en uno de los desfiles del francés en donde Madonna descubrió a la modelo que estaba desfilando, como acostumbraba, para él.

Amanda Cazalet #specialbookingsmodel 📷 @salvatoredigregori0 @jpgaultierofficial @the.independent #cazaletweek #gaultiercazalet #jeanpaulgaultiermuse #androgyny #diversityinfashion #jeanpaulgaultier #fashionicons #beautufulfreaks #vintagesupermodel #muse #misfits #antiestablishment #fashionfreaks #androgynous #gaultiermuse #blitzmagazineUK #thewagclub @100club @hopeandglitter @salvatoredigregori0 @nick_knight @barnabyroper #forever80s @iamnaomicampbell #madonnakiss #slavetolove @roxymusicfans #roxymusic #bryanferry @ellenvonunwerth @katharinehamnett #justifymylove @tinaturner #tinaturnergirls @azzedinealaiaofficial @the.wing

Una publicación compartida de Grey Model Agency (@greymodelagency) el

La cantante se puso en contacto con la modelo para que participase junto a ella en su videoclip «Justify My Love», un vídeo en el que abunda el contenido sexual, y desde ese momento Madonna se obsesionaría con Amanda Cazalet hasta el punto de llegar a acosarla. La modelo por aquel entonces de 25 años, se dejó llevar en todo momento en la grabación, pues consideró que simplemente era un trabajo, aunque sabe que ahora se categorizaría como «acoso laboral».

Hace 27 años de este vídeo, pero Cazalet ha decidido que ha llegado el momento de contar lo que sucedió. «Madonna se obsesionó conmigo desde el momento en que me metió su lengua en mi boca. Lo que hizo después hoy se calificaría de acoso y la forma en la que me trató se consideraría inapropiada», explica la modelo en una entrevista con «The Sun on Sunday».

Después del encuentro y hasta dos años más tarde, la cantante escribió cartas de amor y faxes a la modelo, quien desconocía su existencia hasta que un día fue a la oficina de Jean Paul Gaultier y le mostraron todo el contenido que le enviaba. «Te encuentro atractiva, fantaseo con besarte otra vez», le ponía Madonna en las cartas, junto a su número de teléfono.

Todo esto ha salido a la luz debido a que decidió poner en venta las cartas de amor. Amanda Cazalet puso en venta en el 2004 una nota escrita a mano por Madonna por unos 4.400 euros. Este ha decidido ponerlo de nuevo en venta, lo que no ha sentado nada bien a la modelo y, por tanto, ha decidido vender ella misma toda la correspondencia y explicar lo que sucedió entre ellas.