EFE

Leo Messi, Ivan Rakitic o Keylor Navas: las mejores historias de amor de los jugadores de la Liga

Corazones rotos, desconfianza, la distancia... ninguno de los jugadores de esta lista lo tuvieron fácil en sus inicios para empezar un noviazgo con las mujeres de las que se enamoraron

MADRIDActualizado:

Este fin de semana ha empezado la Liga de fútbol. Tras ella comenzarán la Copa del Rey, la Champions y demás competiciones. Y en las gradas animando a los jugadores estarán (casi) siempre sus novias y sus esposas.

Y eso que muchos jugadores no lo han tenido fácil para conquistar a las mujeres de las que se enamoraron. Es el caso del jugador del FC Barcelona Ivan Rakitic. «¿Ves esa camarera? Me voy a casar con ella», aseguraba el jugador el día antes de firmar su contrato con el Sevilla, tras posar sus ojos en Raquel Mauri por primera vez. El croata vivió en el hotel en el que trabajaba la joven y, tal y como él mismo ha contado, «cada mañana iba al bar del hotel a por un café o un refresco para poder verla. No hablaba ni una palabra de inglés, y a mí me pasaba lo mismo con el castellano. Así que todos los días le decía lo mismo: 'Buenos días, Raquel. Un café y un Fanta naranja'».

«No sé cómo explicarlo. Algunas veces, conoces a una persona y sientes algo completamente diferente a lo que estás acostumbrado. Cuando la vi fue como una bomba que se metía dentro de mí. Así que empecé a aprender castellano poco a poco y, cuando fallaba y no encontraba las palabras exactas, usaba mis manos para tratar de explicarle lo que quería decir... A ella le hacía gracia, era como 'Yo ... Jane. Tú ... Tarzán'», añadía Rakitic. No fue fácil para el futbolista que Raquel quisiera conocerle. Le pidió salir decenas de veces y «bebía tanto café que era ridículo». Al final descubrió por qué la sevillana no quería estar con él: por el miedo a que el año siguiente dejara Sevilla.

Ahora, llevan ya siete años juntos. Secasaron en ela ño 2013 y son padres de dos hijas. «Ha sido lo más duro que he hecho en mi vida, más duro que ganar la Champions League», bromea el jugador.

12345
  1. Luis Suárez y Sofía Balbi

    Luis Suárez fue otro que lo tuvo claro nada más conocer a Sofía Balbi. Su ahora esposa ayudó al uruguayo a centrarse en su adolescencia y poner el foco tanto en el deporte como en los estudios: «Ella no es la que me guió en el camino, sino la que me ayudó a corregirme, a darme cuenta quiénes eran mis amigos y quiénes no. La conocí en la edad perfecta».

    Unos meses después de conocerse, la familia Balbi decidió mudarse a Barcelona. Suárez, de nuevo consumido por la rebeldía y la falta de disciplina, seguía su relación con Balbi a través de internet. Y un día entendió que, si se centraba en el fútbol, podría volver a estar con su novia. Así las cosas, el futbolista se obsesionó con ser el mejor y terminar en el banquillo del FC Barcelona.

    Su empeño era tal que, pese a que viajaba durante las vacaciones a la ciudad condal para ver a Sofia, iba a entrenar recién llegado a Uruguay para no perder ni el segundo. En 2006, por fin llegó la oferta del Barça. Una casualidad, porque el club blaugrana estaba interesado en otro jugador, pero tras ver al uruguayo tuvieron claro que querían volver a España con él.

    En 2009, Suárez y Balbi se casaron en Amsterdam y son padres de dos niños, Delfina (7) y Benjamín (4), con un tercero en camino.

  2. Keylor Navas y Andrea Salas

    El portero del Real Madrid y su mujer llevan juntos una década. Keylor Navas y Andrea Salas se conocieron en una congregación evangélica de Santa Ana (Costa Rica), a donde acudían los lunes y los martes para buscar guía espiritual.

    En el caso de Navas, acudía para dar las gracias a Dios por ayudarle a superar una lesión de rodilla. Pero Salas buscaba paz tras años turbulentos con un divorcio y varios romances fallidos a cuestas.

    El meta del club madrileño vio en la hija de Salas el camino hacia el corazón de la modelo, por lo que encargó un ramo de flores para Daniela que llamó la atención de quien, en 2009, se convertiría en su mujer.

  3. Ezequiel Garay y Tamara Gorro

    En junio de 2012, Tamara Gorro y Ezequiel Garay se dieron el «sí, quiero» en una ceremonia por todo lo alto. Siempre de lo más enamorados y simpáticos en Instagram, el camino de espinas de la presentadora y el jugador del Valencia llegó cuando quisieron ampliar la familia.

    Durante tres años, intentaron que Tamara se quedara embarazada. Tras un aborto y seis intentos de inseminación artificial, la pareja decidió probar con la gestación subrogada y en octubre de 2015, nacía su primera hija, Shaila.

    Pero a Gorro todavía le reservaba la vida una sorpresa: en 2017, con un nuevo tratamiento, se quedaba embarazada de su segundo hijo, Antonio, un bebé que ha venido a completar la felicidad de la pareja.

    El amor de Gorro y Garay es a prueba de problemas... y de mudanzas. Se conocieron y casaron en Madrid, pero la carrera deportiva del argentino le ha llevado a Portugal o Rusia, entre otros destinos. De hecho, el matrimonio residía en San Petersburgo cuando nació su primogénita.

  4. Leo Messi y Antonella Roccuzzo

    Más que contada está la relación de Leo Messi y su mujer, Antonella Roccuzzo. Se conocieron cuando eran unos niños, pero se enamoraron en su ciudad natal, Rosario.

    Tuvieron que pasar varios años hasta que la estrella del FC Barcelona hizo oficial su relación con la joven, cuando con 21 años aseguró durante una entrevista que tenía novia, pero que estaba en Argentina.

    Por su parte, las amigas de la joven aseguran que no fue hasta 2007 cuando Antonella reconoció su noviazgo con el astro. En 2010, dejaba Rosario para viajar a Barcelona y vivir con Messi, con quien se casó el año pasado y tiene tres hijos.

  5. Gerard Piqué y Shakira

    No solo Sara Carbonero e Iker Casillas tienen en el Mundial de Sudáfrica de 2010 un hito en su relación. La de Shakira y Gerard Piqué nació directamente allí.

    «Voy a ganar este mundial porque quiero verte al final del torneo e invitarte a una cena romántica», le dijo el jugador a la colombiana tras grabar el vídeo de «Waka Waka». Piqué también se las apañó para conseguir su teléfono antes de viajar al país africano y le envió un primer mensaje preguntándole cómo estaba el clima: «Me respondió con una parrafada larguísima, dándome muchos detalles de todo. Me di cuenta de que no era normal, por lo que empezamos a hablar».

    También la cantante ha hablado en varias ocasiones de los inicios de su relación. «Había esa explosión en mi corazón, casi me resultaba imposible controlarme: literalmente yo abrazaba árboles de pura felicidad. Con esa foto celebro ahora nuestro amor», contó en la presentación de su canción «Me enamoré». «Cuando lo vi fue ¡como si hubiera caído un rayo! Fue ese momento el que cambió toda mi vida», sentenció.

    Tras el Mundial comenzó su romance. Según el blaugrana, desde el principio se tomaron en serio la relación: «Sabíamos que no podía ser un tema de cuatro días, ella estaba en pareja y tenía que iniciar una nueva relación. Ya que lo hacemos, lo hacemos bien». Y lo hicieron tan bien que llevan ocho años de relación y tienen dos hijos, Milan (5) y Sasha (3).