Mayte Spínola posa en su casa, la finca de La Escorzonera, en el municipio de Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Mayte Spínola posa en su casa, la finca de La Escorzonera, en el municipio de Pozuelo de Alarcón (Madrid) - ABC

Mayte Spínola: la mecenas que puja más alto por el arte solidario

Abrirá su finca de La Escorzonera en Madrid para la puesta de largo de Victoria Federica

MadridActualizado:

A Mayte Spínola la conocen sus íntimos como «el corazón andante». «Es bonito», presume esta mujer, viuda de Graciliano Barreiros, creador del imperio de los Barreiros y considerado el séptimo mejor ingeniero industrial del planeta. Tal vez es por ese apodo cariñoso por lo que muestra a ABC con emoción la escultura «Corazones a Mayte», de Carlos Terroba, pieza que exhibe en los jardines de su casa en la finca de La Escorzonera donde, durante 15 días, dejó libertad a 50 artistas para que «hicieran lo que quisieran». Y han configurado, así, un espacio artístico sin parangón, convertido en la casa museo de El Romeral y visitado por decenas de estudiantes y devotos del arte.

Obra de Claudio Bravo. La casa de Mayte es un museo indoor, con piezas este retrato suyo
Obra de Claudio Bravo. La casa de Mayte es un museo indoor, con piezas este retrato suyo - ABC

Hoy esta infatigable pintora de abstracción matérica y gestual, amiga personal de Joan Miró y su mujer Pilar, mecenas y monárquica por «tradición, familia y convicción», deja entrar a a este periódico hasta el interior de las instalaciones por una de esas causas que siempre la conquistan: las buenas.

Subasta benéfica

De su padre, pacense de Azuaga, heredó el lema de que es un «privilegio ayudar a los demás», se nazca en la posición social que sea (aunque «siempre es más fácil ayudar en lo material -reconoce-, pero un buen consejo vale más que todo el oro del mundo») y, por ello, la que fuera vicepresidenta de Unicef España se vuelca en labores benéficas. Su último compromiso es muñir una subasta inédita en cuyo catálogo ha colaborado Axa Exclusiv y promovida por la casa Sotheby’s, el grupo que ella fundó, pro Arte y Cultura (PAC), y Savills Aguirre Newman que tendrá lugar el próximo lunes a las 19.30 horas en el Paseo de la Castellana, 81. Para ello, no solo ha cedido alguna de sus obras, sino que ha pujado ya por otras dos, una pintura de Damián Retamar y una escultura de Lorenzo Frechilla, apuntilla Paz Pérez-Bilbao, delegada del grupo PAC en Bilbao.

Pérez-Bilbao es vicepresidenta de la Fundación Vianorte La Laguna, amiga personal de la insigne «mazo» de Sotheby’s, Flavia Hohenlohe. Así que este círculo de amistades ha conseguido que 53 artistas participen en esta subasta, de manera altruista, al tiempo que otros 23 lo harán de manera «silenciosa». Entre las obras, un Picasso que sale desde mil euros. Los precios serán de todo rango, desde 300 a 10.000 euros. La recaudación se destinará íntegramente al proyecto de ampliación de la única Unidad de Día de Cuidados Paliativos Pediátricos del país, la que tiene en Madrid el hospital de la Fundación Vianorte-Laguna y que cuida de una decena de niños. En esta unidad, criaturas con enfermedades raras y terminales pasan sus últimos compases de vida bien atendidos. Se asisten hasta 2.400 estancias. La ayuda servirá para abrir este verano la unidad de respiro, que alivia la labor de cuidado de los padres.

«Crear y ayudar»

Spínola no podía pasar por alto el motivo del evento. De hecho, aúna en esta puja sus dos grandes pasiones: «crear y ayudar», idéntico lema al del grupo PAC, donde 600 artistas e intelectuales de gran talla conviven con una única consigna, aclara Mayte: «No se puede hablar ni de religión ni de política». Confiesa que no tiene colores ideológicos («no sé si es bueno o malo, pero me siento por encima. Mi vida ha sido compartir mesa en la misma semana con Raúl y Fidel Castro, y con Franco», cuenta), pero en lo que toca a la Familia Real no reviste fisuras. Esta invitada de excepción a la boda de Don Juan Carlos y Doña Sofía en Atenas, reivindica ahora a Doña Letizia como una acompañante que complementa a la perfección a su marido, una mujer de hoy día, con gran preparación. «A Don Felipe lo conozco desde niño, es muy educado, un ser humano sensacional». «Se ha probado su solvencia cuando en meses sin gobierno, todos estábamos tranquilos porque el Rey estaba por encima, como un paraguas protegiéndonos de la tormenta».

Mayte Spínola junto a la Infanta Doña Pilar
Mayte Spínola junto a la Infanta Doña Pilar - ABC

La amistad de las dos familias ha continuado entre una de sus tres hijas, Mayte, y la Infanta Elena. «La quiero y admiro. Cada día es más elegante», agrega. La próxima semana abrirán las puertas de la finca de La Escorzonera (codiciada por los Beckham en su paso por España) para la fiesta de puesta de largo de Victoria Federica, cuya imagen «con mantilla en Sevilla» le pareció «maravillosa». La mezcla de lo clásico y lo contemporáneo, que a ella le hipnotiza.

De familia torera, Mayte vivió con pena la separación de su sobrino, Miguel Báez «El Litri», de Carolina Herrera. Disruptiva, no le importaría cambiar la fiesta «a la portuguesa», sin la muerte ni pica del animal.