Máxima de Holanda
Máxima de Holanda

Máxima de Holanda, señalada por un presunto fraude fiscal en Argentina

Un medio de comunicación ha acusado a la Reina de no pagar los impuestos de tres parcelas que tiene en propiedad en la Patagonia

Actualizado:

Diputados holandeses han pedido explicaciones al primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, sobre la información publicada por un medio de comunicación argentino que acusa a la Reina Máxima de Holanda de presuntamente evadir el pago de impuestos sobre tres parcelas que tiene en propiedad en la Patagonia.

La diputada socialdemócrata (PvdA) Attje Kuiken exigió «una aclaración inmediata» a Rutte y subrayó que «las personas más ricas del mundo intentan de todas las maneras posibles no contribuir» a la sociedad, pero que la Familia Real holandesa «no debería ser parte de esto, sino dar buen ejemplo».

«Son personas con una función que exige ejemplaridad. Creo que es bueno que esto se aclare», insistió el parlamentario Joost Sneller, de Demócratas 66, partido en la actual coalición de Gobierno. Hace diez años la pareja real compró varias parcelas de tierra en la provincia de Río Negro, cerca de la estación de esquí de Bariloche, pero –según la web de investigación argentina «El Cohete a la Luna»– Máxima no informó a las autoridades fiscales sobre las mejoras realizadas en el terreno, evitando así pagar los impuestos correspondientes.

Las propiedades inmobiliarias y la infraestructura en las 3.000 hectáreas de tierra en propiedad de Máxima y el Rey Guillermo Alejandro se consideran "mejoras" realizadas en los terrenos y le dan a las parcelas un valor añadido y unas obligaciones fiscales extras.

En una de esas parcelas, se encuentra la casa de campo «La Estancia Pilpilcura», que se alquila por noches y que está gestionada por la tía de Máxima, Marta Cerruti. De acuerdo con la web argentina, que se muestra muy crítica con este asunto, los terratenientes en Río Negro nunca comunican mejoras similares en sus propiedades a las autoridades fiscales.

El Servicio de Información del Gobierno de Holanda rechaza hacer comentarios sobre el asunto y promete ponerse en contacto con la prensa cuando tenga una respuesta oficial sobre la información publicada en Argentina, país de origen de Máxima.

Rutte, que debía estar presente en uno de los debates parlamentarios más importantes de la legislatura sobre la política de deportación de niños solicitantes de asilo, no acudió al Parlamento, dejando sin responder estas y otras cuestiones incluidas en la agenda.