Instagram

Mariah Carey, ¿a la tercera va la vencida?

La cantante, que ya es toda una experta en estos acontecimientos, ha desvelado detalles de como será el vestido que llevará en su boda con James Parcker

MadridActualizado:

Mariah Carey, habló en exclusiva con Entertainment Tonight sobre el vestido que usará para su próximo matrimonio, el tercero en su palmarés, esta vez con el magnate James Packer.

La artista de 46 años confesó que optaría por una boda tradicional, pero no quiso soltar mucha prenda sobre quién confeccionará el vestido. «Anoche me probé mi vestido», dijo la cantante al medio citado durante su paso por París promocionando su gira de conciertos 'Sweet Sweet Fantasy Tour'. «Se ve bien. Lo trajeron… No puedo decir quiénes son las personas. No puedo decir sus nombres. La casa de diseño de modas es increíble», añadió.

Carey y el empresario australiano, James Parker, se comprometieron en enero cuando este la sorprendió con un anillo de 35 quilates. Esta boda marcará las terceras nupcias de ambos, por lo que Mariah explicó que se lo tomarán con más «normalidad» que en las anteriores.

Asimismo, la pareja también se convertiría en una familia numerosa; Mariah es madre de los gemelos Monroe y Morrocan (Roe y Roc, como les llama cariñosamente), mientras que Parker tiene tres niños de su anterior matrimonio con la modelo y cantante australiana Erica Baxter.

Durante su gira de conciertos, donde se acompaña de sus hijos frutos de la relación con Nick Cannon, la artista aprovecha para grabar Mariah’s World, una serie documental de 8 partes que transmitirá la cadena E!.

Empresario multimillonario

Cabe recordar que Packer solía moverse en el mundo de los famosos, y estuvo relacionado sentimentalmente con la modelo Miranda Kerr cuando ella empezó a separarse de Orlando Bloom. En 2014, fue multado con 500 dólares por «comportamiento ofensivo» después de participar en un altercado con su amigo multimillonario de la infancia, David Gyngell.

El empresario es «rico de cuna». Heredó la empresa de la familia, Consolidated Press Holdings Limited, en 2005 con la muerte de su padre. En 2012 vendió la división de medios de comunicación a News Corp por 1.000 millones de dólares y desde entonces se ha dedicado de lleno al sector de los casinos de lujo a través de Crown Ltd. También dirige un fondo benéfico en nombre de su padre a través del cual ha donado más de 200 millones de dólares en los últimos años.