Selena Gomez en Los Ángeles
Selena Gomez en Los Ángeles - ABACAPRESS

La madre de Selena Gomez admite que no está contenta con la reconciliación de su hija y Justin Bieber

Aún así, Mandy Teefey dice que Selena Gomez «ya es adulta y está capacitada para tomar sus propias decisiones»

MADRIDActualizado:

Fue a principios del pasado mes de noviembre cuando los rumores sobre una posible reconciliación entre Selena Gomez (25 años) y Justin Bieber (23) se hacían más fuertes tras una publicación del portal «TMZ». Se les había visto desayunar juntos en una cafetería de Los Ángeles y también dando un divertido paseo en bicicleta, del que no tardaron en publicar las imágenes. No cabía duda, los dos cantantes, que eran amigos desde 2009, y mantuvieron una relación desde 2011 hasta el 2014, habían decidido retomar su historia de amor. Los seguidores de ambos, que eran fans de la pareja que formaban, no tardaron en expresar su alegría y, además, muchos se atrevían a apuntar que está vuelta sería la definitiva. Si lo es o no, solo lo dirá el tiempo, pero lo cierto es que muchos medios apuntaban a que a Mandy Teefey, la madre de Selena Gomez, no le hizo demasiada ilusión que su hija volviera con Bieber. Incluso varios medios llegaron a publicar que madre e hija vivían juntas y que desde que Teefey se había enterado de la vuelta de su hija con Justin, le había impuesto a Selena Gomez

el toque de queda. También se comentó que Teefey le había prohibido la entrada a Bieber en su casa y le había obligado a hacerse pruebas de alcoholemia y estupefacientes.

Nada más lejos de la realidad. Mandy Teefey ha concedido una entrevista al portal Gosspi Cop, donde cuenta que su hija «ya es adulta y está capacitada para tomar sus propias decisiones». «Cuando eres joven, te sientes invencible y Selena tuvo que aprender que no podía ser una chica normal de 20 años», ha comentado Teefey, haciendo referencia a los problemas de salud, que llevaron a su amiga Francia Raisa a donarle un riñón el pasado mes de septembre. Durante la operación, Teefey cuenta que no habló con Bieber en ningún momento y que lleva «años» sin tener relación con él y admite que no está «contenta» con la reconciliación entre ambos. Sin embargo, entiende que su hija puede tomar sus propias decisiones. «Selena puede vivir su vida como ella quiera, mientras sea feliz, esté segura y sana», dice. Y añade: «Tiene 25 años y sabe lo que está en juego con su salud. Selena es adulta y puede tomar sus propias decisiones».

Sobre la imagen que siempre se ha tenido de Teefey, como una madre que estaba muy encima de su Selena, ella lo desmiente. «Al contrario de lo que han dicho, no soy una madre controladora», cuenta, admitiendo que sí ha tenido algún desencuentro con su Selena: «Todas las madres y las hijas tienen desacuerdos».